Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Se hacen bolas en el Tribunal Electoral

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso
Por:
  • Bibiana Belsasso

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) nuevamente ha mostrado el nivel que tiene. Se hicieron bolas y han sacado una de las resoluciones peor redactadas, dejando sin especificar, porque la interpretación es muy ambigua, si los partidos están obligados a designar a mujeres a la mitad de las candidaturas a gubernaturas estatales.

Hace un par de semanas platicábamos en este espacio con la consejera electoral Carla Humphrey, y nos explicaba cómo habían llegado a un acuerdo en el Instituto Nacional Electoral (INE) que ordenaba a los partidos políticos postular siete mujeres como candidatas a gubernaturas de las 15 que estarán en disputa en el proceso electoral de 2021.

Y es que, en la historia de las elecciones de gobiernos estatales, de las 351 personas electas desde 1953, el 98% han sido hombres y únicamente siete mujeres han sido electas como gobernadoras.

No es un tema de que solamente por ser mujer se tengan las mismas oportunidades, pero la realidad es que, en México, lograr pasar la barrera del machismo es muy difícil. Hay mujeres mucho más preparadas para los cargos, pero llegar a ocuparlos resulta casi imposible.

Ese acuerdo para garantizar el principio de paridad en las candidaturas había sido aprobado por el INE desde el 6 de noviembre; sin embargo, en ese entonces la decisión fue impugnada por el presidente de la Cámara de Senadores, Eduardo Ramírez, quien en sus argumentos descartó que se tratara de un asunto de misoginia, sino de una invasión de facultades por parte del INE.

Mientras que el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, apoyado por los líderes parlamentarios de otros partidos, también respaldó la decisión de impugnar el decreto del INE debido a que “no se puede imponer a un estado el género por el que debe ser gobernado”.

Y así es como llegó al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Pero ahora, lo que es una vergüenza, es la forma en que el Tribunal, bajo el mando de José Luis Vargas, haya sesionado de esta forma, aprobando y luego retractándose en la misma sesión sobre el tema de equidad en las candidaturas. Sacando comunicados sobre lo aprobado y luego contradiciéndose.

Primero, argumentaron que el INE se excedió en sus facultades y asumió tareas que sólo competen al Congreso. Hasta ahí todos los magistrados estaban de acuerdo en la resolución, pero luego vino el caos.

De pena ajena

En la sesión del pasado lunes 14 de diciembre, los magistrados del TEPJF discutieron el tema de la paridad de género en las candidaturas a gobiernos estatales en 2021.Foto: Especial

Y es que el magistrado Felipe de la Mata propuso que la Sala Superior vinculara y mandatara a los partidos para que se hiciera obligatoria la paridad de género, argumento que recibió el respaldo de sus tres colegas, Janine Otálora, Mónica Soto y Reyes Rodríguez.

Por lo que fue aprobada con una mayoría de cuatro votos, pero al mismo tiempo, comenzaron los enredos; y es que el propio Felipe de la Mata, al darse cuenta de lo que había pasado, refutó el resultado.

El presidente del Tribunal, José Luis Vargas Valdez, tampoco estuvo de acuerdo, y argumentó: "eso no fue lo que discutimos y eso no fue lo que se votó. Perdón que lo diga".

Lo que habían acordado y votado la mayoría de los magistrados (cuatro contra tres) es que los partidos sí debían ser vinculados a postular 7 mujeres en las próximas elecciones. La medida tenía carácter obligatorio, y así quedó asentado en la sesión pública y en la versión estenográfica de la discusión.

Sin embargo, el área de comunicación del TEPJF emitió por la noche el comunicado 269/2020, en el que se decía que el organismo acordó vincular a los partidos políticos a que, “en la medida de lo posible”, durante las elecciones de 2021, y “en atención a las disposiciones internas”, exista una selección de candidaturas que respete la paridad de género al postular “el mayor número de mujeres posible”.

Pero los magistrados Janine Otálora y Reyes Rodríguez Mondragón rechazaron el contenido del documento y aseguraron que la sentencia del Tribunal no era optativa.

Sin embargo, el área de comunicación del Tribunal emitió una nota informativa en la que desmentía a los magistrados, que habían desmentido la primera versión.

La nota informativa reiteraba que el comunicado número 269, emitido por la Sala Superior el lunes 14 de diciembre, era lo que quedó plasmado al final en el engrose de la sentencia SUP-RAP-116/2020 y acumulados.

“La redacción que fue enviada ayer a los medios de comunicación, por nuestras distintas plataformas, es la que quedó aprobada”, agrega.

Este bochornoso suceso desató la ira en las redes sociales y entre legisladores y magistrados.

La realidad es que, como está redactada la ley, hoy no se entiende si los partidos están obligados a que haya equidad de género en las próximas candidaturas a gubernaturas para el 2021.

Mientras tanto, en este Tribunal de José Luis Vargas, están tranquilos porque pueden hacer y decidir lo que quieran en materia electoral. Es este Tribunal el que decidirá las controversias para las elecciones más grandes de la historia en nuestro país, en el 2021. Un Tribunal cuyas resoluciones son definitivas y no se pueden impugnar en alguna otra instancia.

Es insólito que en los asuntos complejos que llegan en la materia, el Tribunal Electoral tenga la última palabra, en un momento donde se debe cuidar la democracia.

Debería de poderse llevar a una instancia superior, como la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Es un tema que hay que ver y analizar.