Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

El crimen se reinventa

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso
Por:

Mientras familias enteras y millones de personas han perdido todo su patrimonio por la crisis económica que se vive en México, el crimen organizado se reinventa y lucra a costa de los más indefensos, aquellos que han visto un deterioro en su salud.

El crimen organizado no sólo está vendiendo más droga a través de narcomenudistas, el consumo de alcohol y tabaco crece todos los días, pero también el de marihuana y metanfetaminas.

La distribución de drogas ilegales, ahora que no se han podido vender en los bares, porque están cerrados por la pandemia, se realiza de otras maneras.

Hoy, los pedidos de drogas se hacen por medio de redes sociales, como Instagram, en donde se anuncian, se mandan mensajes en privado al distribuidor, y éste las lleva a domicilio.

Pero no sólo viven de la venta de narcóticos, sino también de engañar a la gente, asegurándoles que les conseguirán insumos que se requieren para salvar la vida en caso de tener complicaciones por Covid-19.

Este fin de semana, la Guardia Nacional dio de baja dos mil 300 sitios web que se dedicaban a estafar con insumos para atender la salud por Covid- 19. Desde vacunas fraudulentas, pruebas PCR, medicamentos y tanques de oxígeno. Estos delincuentes, aseguran autoridades, podrían estar ganando unos 140 mil pesos por estafa.

Y es que los criminales lucran con el miedo a la muerte que ha provocado la pandemia, el terror a morir como los más de 140 mil mexicanos que ya fallecieron por el contagio.

Desde los inicios de la pandemia, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) había advertido que las estafas en torno a los insumos médicos se darían. Y advirtió que, ante el aumento de la demanda de productos médicos para atender la pandemia, se identificó una expansión en el tráfico de productos de calidad inferior y falsificados.

Según el informe de la ONU, el crimen organizado también se había adaptado rápidamente a las oportunidades derivadas de la pandemia para explotar las vulnerabilidades y las brechas en los sistemas de salud y justicia penal. Y señalaba como muestra de estos eventos ilícitos, el fraude y las estafas e incautaciones que involucran la fabricación y tráfico de productos médicos de menos calidad y falsificados.

Ataque a la ciudadanía

La semana pasada, la SSP de Michoacán, en coordinación con elementos de la Guardia Nacional, recuperó, en el municipio de La Piedad, 25 tanques de oxígeno medicinal con reporte de robo, hechos en los que el personal fue agredido con disparos de arma de fuego.Foto: Especial

En México, en donde se han dado los mayores fraudes es en la venta de oxígeno. No solamente en engañar a la gente en distintos sitios de Internet, sino que se han dado una serie de asaltos a vehículos que transportan tanques de oxígeno.

La Guardia Nacional tiene registro de robos a mano armada de camionetas que transportan estos tanques e incluso en hospitales de estados como Tlaxcala, Sonora y el Estado de México.

Los tanques de oxígeno medicinal tienen un costo de entre 4 mil y 7 mil pesos; sin embargo, en el mercado negro se llegan a vender hasta en más de 30 mil pesos. Y muchas veces se pagan esas cantidades y el oxígeno ni siquiera llega a la persona que no puede respirar.

Pero también la Guardia Nacional investiga una red de "coyotes" en el Valle de México, Morelos, Guerrero y Puebla, que acuden con tanques para su relleno en centros de distribución gratuita, para después venderlos.

La Policía de la CDMX detectó desde inicios de año diversas páginas apócrifas y anuncios en redes sociales en donde se ofrece oxígeno medicinal, pero tras los depósitos de los usuarios el producto no era entregado.

Hasta hace unos días, la Procuraduría Federal del Consumidor sumaba seis negocios suspendidos en la CDMX, Edomex y Jalisco y otros 10 sancionados por anomalías en la venta, ya sea por tratarse de oxígeno industrial, tanques a medio llenar o por abusos en los precios.

Además, la Profeco, en coordinación con la Policía Cibernética, había eliminado ya más de 100 páginas web y cerró 700 perfiles de Facebook que defraudaban a consumidores con la venta de tanques y concentradores de oxígeno.

En diversos grupos de venta y en el marketplace de Facebook, usuarios comercian suministros médicos como tanques de oxígeno, equipo para su instalación y hasta ventiladores mecánicos, con precios que van de los 15 mil a los 200 mil pesos.

Pero desgraciadamente estos sujetos también comercializan tanques de oxígeno vacíos o con menor carga.

Pero no sólo es venta, también se rentan tanques de oxígeno, los cuales pueden llegar a los 9 mil 500 pesos para los equipos de 682 litros.

Siempre de las crisis alguien sale ganando, y lamentablemente a costa de la vida de millones, ahora los delincuentes han encontrado una nueva ruta para obtener recursos.

Pero ante esta pandemia, ni siquiera esos delincuentes estarán exentos de que a ellos o a sus seres queridos el Covid-19 les cause estragos.

Esta pandemia va para largo, por lo pronto en México ni los expertos pueden estimar cuándo llegará a su fin, y mientras sigan creciendo los contagios, cada día más delincuentes buscarán generar ganancias.