Bibiana Belsasso

Los médicos cubanos llegan con ideología

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Bibiana Belsasso
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Bibiana Belsasso

En un acuerdo político, los gobiernos de Cuba y México acordaron que desde la isla se enviarían 500 médicos supuestamente para trabajar en las zonas marginadas de México.

Se dijo que irían a las regiones más pobres de nuestro territorio como en Tlapa, en la montaña de Guerrero, la más pobre, pero también un área donde el crimen organizado tiene el control y mantiene amenazas a diversos pobladores.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que esto se debe a que existen “como 50 mil plazas” que no quieren cubrir médicos mexicanos. En su conferencia matutina del lunes 16 de mayo, aseguró que “no tenemos médicos, que no tenemos especialistas para ir a trabajar a las zonas más pobres y apartadas, y que no hay pediatras”.

La pandemia puso al descubierto la situación del sistema sanitario mexicano, se contrataron 40 mil médicos, algunos salieron del sistema cuando comenzaron las bajas de casos por Covid-19 porque se trataba de empleos temporales.

Recordemos cómo fue contratado el personal médico para atender la pandemia, prometiéndoles una plaza se les dijo en ese entonces que eran “héroes” y cuando ya no fueron requeridos para la emergencia, los corrieron y no les dieron la plaza. Médicos calificados y especialistas hay en México, muchos de ellos no pueden conseguir trabajo.

Lo cierto es que el año pasado casi 50 mil aspirantes se postularon para aprender una especialidad en los hospitales escuela, solo había 18 mil plazas.

En nuestro país, por cada mil habitantes existen a 2.4 médicos, una cifra baja con respecto a los estándares establecidos por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

De acuerdo con cifras del Colegio Médico de México, que está en 22 entidades, los médicos trabajan una media de 41 horas semanales y cobran una media de 3 mil 660 pesos al mes.

Durante la pandemia, el Gobierno federal pagó más de 250 millones de pesos para traer a 585 médicos cubanos durante tres meses, casi ninguno mostró su título y la realidad es que el Gobierno mexicano le pagó al gobierno de Cuba, no a los “doctores” que estuvieron en nuestro país.

Especialistas estiman que se les pagó a los cubanos un aproximado del 5 por ciento del dinero entregado, otra parte mínima para su manutención en nuestro país, y el resto fue para seguir sosteniendo el régimen cubano.

El Diario de Cuba indicó, en su momento, que por cada médico contratado se destinó un promedio de 10 mil 700 dólares, cerca de 214 mil pesos; sin embargo, del monto total cerca del 75% se lo queda el régimen cubano.

Genera molestia

El gremio en México se ha manifestado en contra pues, dicen, ellos mismos enfrentan desempleo; en la imagen, galenos de Cuba arriban a Veracruz en mayo de 2020, en apoyo contra el Covid.
El gremio en México se ha manifestado en contra pues, dicen, ellos mismos enfrentan desempleo; en la imagen, galenos de Cuba arriban a Veracruz en mayo de 2020, en apoyo contra el Covid.Foto: Cuartoscuro

Es decir, los médicos y enfermeros cubanos sólo recibieron 660 dólares por un trimestre, al mes ganaron sólo 4 mil 400 pesos.

Son varios los temas que nos tienen que alarmar, el primero es que en México hay médicos calificados, si algunos no quieren ir a la sierra a trabajar es porque el gobierno ni siquiera tiene infraestructura, clínicas con lo indispensable en muchas zonas.

Por qué no se ha cuidado la seguridad, decenas de doctores han sido secuestrados para atender narcotraficantes y miembros del crimen organizado.

Los doctores mexicanos no dicen que no quieren trabajar en zonas rurales, lo que necesitan son las mínimas condiciones para poderlo hacer y para poder ayudar a la gente más vulnerable de este país.

Recordemos que, en 2019, el presidente planteó incrementar el salario a los médicos rurales y permitirles hacer la especialidad en aquellos hospitales alejados, si se quedaban en esos lugares, pero al siguiente año comenzó la pandemia por Covid-19.

Mientras que el secretario de Salud, Jorge Alcocer, mencionó que México requiere 14 mil médicos generales para cumplir los parámetros de la Organización Mundial de Salud (OMS) y señaló que 30 mil aspirantes se quedan cada año sin la oportunidad de cursar una especialidad en un hospital.

No tienen la oportunidad de entrar a los hospitales porque esas plazas están ocupadas.

Hasta el momento, no se ha aclarado cómo será la capacitación para los médicos cubanos ni cuánto se les va a pagar.

El acuerdo del gobierno mexicano con el cubano es para apoyar al régimen de la isla. Por eso también está el tema de las vacunas. Desde que inició la pandemia, el Dr. Hugo López-Gattel aseguró que no había que vacunar a los menores de 15 años.

Ahora con el acuerdo con Cuba se dice que se van a inmunizar a niños menores, con una vacuna cubana que no ha sido aprobada por ninguna institución seria.

La ONG “Prisoners Defenders” ha documentado los convenios del gobierno de Cuba en el sector salud con otros países. En una investigación en la que obtuvo 894 testimonios de médicos cubanos, señala que los trabajadores reciben entre el 9% y el 25% de lo que el país anfitrión paga por sus labores.

El Presidente López Obrador dio como argumento la contratación de médicos cubanos que “en el periodo neoliberal no se apoyó la educación pública y se quiso poner al servicio del mercado, para que pudieran tener acceso a ella quienes dispusieran de los recursos para pagar las colegiaturas.”

Ahora lo que estamos viendo es justo lo que critica el Presidente López Obrador que no se apoyó a la escuela pública en el periodo neoliberal.

Lo que se quiere hacer con el dinero de nuestros impuestos es apoyar al régimen cubano, en vez de invertirlo en infraestructura y seguridad para los médicos mexicanos.

Se quiere cambiar el sistema de educación pública con el fin de adoctrinar a los niños y niñas en el modelo de la 4T.

Y no nos engañemos, los “médicos cubanos” que llegan a México tienen una misión mucho más importante para este gobierno que la salud: traspasar su ideología en la medida posible.

Mientras tanto, los afectados son los doctores mexicanos, los habitantes de las zonas más marginadas del país por la falta de infraestructura médica y seguridad, los estudiantes a quienes les pretenden cambiar todo un plan de estudios basado en la ideología y no en el conocimiento que necesitan para tener una mejor calidad de vida en el futuro y ahora a los niños menores, en quienes no se gastó en una vacuna como la de Pfizer, que es la aprobada por la FDA para menores, y se quiere experimentar con la vacuna cubana.

El dinero que se está implementando en el apoyo a Cuba se tendría que destinar para México, en donde tantas carencias hay.