Sábado 17.04.2021 - 01:08

Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Policías que matan

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana BelsassoLa Razón de México
Por:
  • Bibiana Belsasso

Todos nos indignamos cuando conocimos la historia de Victoria Esperanza Salazar Arriaza, la mujer salvadoreña que se encontraba en México con el estatus de refugiada y que el Instituto Nacional de Migración le había otorgado el permiso por razones humanitarias.

Una exigencia común

Distintas manifestaciones y movilizaciónes tanto en Quintana Roo como en otras partes del país exigen que se haga justicia a la salvadoreña.Foto: Cuartoscuro

La imagen es terrible, Victoria en el piso, sometida bajo la rodilla de una policía del municipio de Tulum, Quintana Roo, el pasado 27 de marzo.

Según la necropsia, a Victoria la asesinaron tras someterla contra el piso con un uso excesivo de fuerza. Esto provocó fractura en las vértebras del cuello. Hoy su caso es tratado como feminicidio, los cuatro policías involucrados están vinculados a proceso: Miguel “C”, Juan “C”, Raúl “L” y Verónica “V”.

La realidad es que Victoria murió porque fue detenida y asesinada por una policía municipal con poca preparación como tenemos miles en todo el país.

Hoy, muchas policías municipales carecen de protocolos para tratar al ciudadano. Son ellos, los más cercanos a la ciudadanía, los que deberían de ser los más próximos a entender y resolver los problemas de seguridad, pero no saben hacerlo y además pueden, como lo vimos en el caso de Victoria, poner en riesgo a los detenidos.

Se supone que los policías municipales son los primeros respondientes, los que acuden para mantener el orden de la vida cotidiana con un mínimo uso de la fuerza, atienden situaciones de violencia intrafamiliar, riñas, problemas con el alcohol, vandalismo, hechos de tránsito, entre otros.

Según el último informe revelado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indica que, de los dos mil 457 municipios en México, 650 carece de fuerza de seguridad local. Hablamos de municipios como Camargo, Tampico, Acayucan, Zongolica y Calakmul. Otros municipios como Cosalá, Choix, Madera y Urique sólo cuentan con un máximo de 15 uniformados.

Es decir, que el 4 por ciento de la población no cuenta con un policía. Mientras que el resto cuenta con 339 mil 60 elementos, que no están repartidos de manera equitativa.

A menor población, menos policías, pero eso no implica que exista menor índice delincuencial, como ocurre en Zacatecas, que actualmente tiene un repunte de homicidios dolosos, y es uno de los municipios que cuenta con pocos uniformados.

De acuerdo con reportes oficiales, en ayuntamientos con 100 mil o 500 mil habitantes el promedio es de 1.36 policías, mientras que debajo de 100 mil personas, el promedio es de 1.2 policías.

Aunado a la mala distribución policial, para este 2021 quedaron eliminados programas que fortalecían las capacidades de los policías municipales.

Es decir, de los policías municipales que se tienen, la gran mayoría no cuenta con entrenamiento y mucho menos con las pruebas de control y confianza que son indispensables.

El Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública, el mayor en cuanto a recursos en materia de seguridad, FASP, tuvo una reducción del 0.02%, a pesar de los altos índices delictivos. Mientras que el fondo de aportaciones para el fortalecimiento de los municipios, Fortamun, fue reducido 4.5%.

Además, se eliminó del Presupuesto el Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) destinado a municipios. Los recursos de este programa estaban dedicados a cubrir aspectos de evaluación de control de confianza de las policías municipales, su capacitación, profesionalización, equipamiento y mejora de sus condiciones laborales.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en todo el país hay 288 mil policías a nivel local, entre policías estatales, municipales y ministeriales, pero de ellos sólo uno de cada cuatro está certificado con el Certificado Único Policial, que es precisamente el que certifica formación, capacidades y confiabilidad.

Hoy muchos policías municipales no tienen la preparación para poder trabajar y brindar seguridad a la población, se necesita construir policías eficientes y efectivas en todos los órdenes de gobierno. Cualquier policía requiere de una capacitación inicial y actualizaciones, protocolos claros para cumplir su labor, recursos, condiciones laborales dignas, esquemas para el crecimiento profesional y atención psicológica.

Según la organización Causa en Común, el 54% de los policías en México dice sentirse discriminado por los ciudadanos, mientras que el Inegi señala que el 65% de la población desconfía de los policías.

Y es que la preparación de los policías de proximidad es muy dispar en toda la república.

Desde el 2017, el Gobierno federal buscó realizar cambios en las policías municipales a través del Modelo Óptimo de la Función Policial, donde establecen metas, buenas prácticas y áreas de oportunidad de las instituciones policiales por entidad. El diagnóstico emanado de este Modelo1 reveló que el 6.4% de los policías evaluados no aprobó los controles de confianza.

Mientras que la encuesta más reciente Envipe reveló que la ciudadanía ha manifestado que su percepción de confianza hacia la policía municipal es de 52.8%, siendo ésta la segunda institución peor calificada en esta encuesta.

Se tiene que preparar mejor a los policías, sobre todo aquellos que están cerca de la gente. Yo soy de las que estoy convencida que debe de haber un mando único en los estados, para poder preparar a los policías.

Hoy los cuatro policías que detuvieron a Victoria en Tulum permanecerán en la prisión de Playa del Carmen por cuatro meses, el tiempo fijado por un juez para que se presenten pruebas tanto de los abogados defensores como de la fiscalía estatal, pero nadie le va a devolver la vida a Victoria, como tampoco a todas las personas que han perdido la vida en situaciones similares, y todo por caer en manos de policías sin preparación.