Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Protestan y hay 400 desaparecidos

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso
Por:
  • Bibiana Belsasso

Las protestas sociales en Colombia, que comenzaron por los intentos del gobierno del presidente Iván Duque Márquez para implementar una reforma tributaria, que pretendía elevar la carga fiscal a la clase media para financiar subsidios a las familias más pobres, han dejado en tan sólo 13 días de movilizaciones, según las autoridades, un saldo de 27 personas muertas, mientras que organizaciones civiles advierten que son más de 40.

La ONG Temblores ha documentado 37 víctimas mortales, mil 708 casos de uso abusivo de la fuerza, al menos 26 víctimas de agresión ocular, 234 casos de violencia física y 934 detenciones arbitrarias en contra de manifestantes, así como casos de violencia sexual contra 11 personas.

Hoy en Colombia hay 400 denuncias de desaparecidos en Bogotá, Medellín, Cali y Pereira. La violencia no sólo es de la represión del gobierno a través de su policía, sino del vandalismo, pues existen señalamientos de que grupos delincuenciales están infiltrados en las protestas.

La clase trabajadora argumenta que las medidas de aumentar los impuestos se dan en medio de la peor crisis sanitaria, cuando Colombia apenas comienza a superar el tercer pico de la pandemia. Son ya tres millones dos mil 758 casos de Covid-19 y un total de 77 mil 854 decesos.

Y esta nueva reforma tributaria ha desatado protestas que ya se salieron de control. Hoy en Colombia, hay represión del gobierno, un país que había logrado estabilidad.

Las protestas comenzaron en Cali, la tercera ciudad más importante de Colombia donde la gente no está dispuesta a ceder.

Finalmente, el plan de una reforma tributaria ha quedado descartado luego de las marchas, que incluyó la renuncia del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, pero los abusos policiales, las represiones y falta de empatía de las autoridades han provocado un enojo mayor entre la sociedad colombiana.

En Colombia, en este 2020, se ha registrado una disminución de la clase media y ha aumentado la gente en situación de pobreza.

Colombia pasó de tener 17.47 millones de personas en la pobreza en 2019 a 21 millones en esta condición para el cierre de 2020. Un país cuya clase media puede cobrar entre 6 mil 300 y 20 mil pesos mensuales.

Sin acuerdos

Los líderes de las protestas antigubernamentales sostuvieron ayer una reunión de más de tres horas con autoridades en la sede de la Presidencia; sin embargo, los manifestantes consideraron que no existe empatía hacia sus demandas, por lo que las protestas continúan hoy.Foto: Reuters

Ahora, los manifestantes se mantienen firmes en siete puntos, entre ellos:

Que las autoridades retiren el proyecto de ley 010 de salud y fortalezcan una masiva vacunación, pues indican que ese proyecto favorecía a las empresas y no a la población que utiliza el sistema sanitario.

Plantean la necesidad de una renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual durante seis meses para personas en condición de pobreza, vulnerables y afectadas por la crisis.

Exigen una defensa de la producción nacional agropecuaria, industrial, artesanal y campesina mediante la condonación de créditos agropecuarios, creación de subsidios para pequeños y medianos productores y un programa de compras públicas para la producción agropecuaria.

Además, piden subsidios a las medianas y pequeñas empresas, y empleo con derechos y una política que defienda la soberanía y seguridad alimentaria.

Las exigencias no sólo tienen que ver con el sistema de salud o la situación financiera del país, los colombianos demandan una alternativa educativa, en referencia a la que actualmente está establecida, pues quieren un mejor acceso a la educación superior, incluida la privada.

Y es lo justo, lo que debe exigir la gente que trabaja, que paga impuestos y que además con esos impuestos se mantiene al país.

Además, a los colombianos se les suman las tragedias, pues son un país medular que ha contenido el éxodo de millones de venezolanos que siguen buscando un refugio ante el régimen autoritario de Nicolás Maduro.

Lo que ocurre hoy en Colombia recuerda a los hechos en Santiago de Chile, cuatro meses hubo protestas, a finales del 2019 y principios del 2020.

En Chile se presentaron al menos 34 muertos durante los 150 días, en Colombia se han contado al menos 24 muertos en menos de nueve días y más de 400 desaparecidos.

La clase trabajadora en Colombia está enardecida, la crisis ha afectado terriblemente, decenas de empresas han tenido que cerrar y muchos han perdido su empleo.

Pero además no se ve para cuando se puedan controlar los contagios, ya que solo el 10% de los colombianos ha recibido una primera dosis y la tercera ola de la Covid está resultando ser la más letal.

La inconformidad de esta gente en Colombia, contra las políticas de Álvaro Uribe, son enormes. Las manifestaciones y la represión apenas comienzan; organismos internacionales piden que se controle esta situación y, por si fuera poco, los grupos criminales se están aprovechando de la situación.

La realidad de Colombia no está tan alejada de la de México.