Lunes 19.04.2021 - 07:51

Avatar del Carlos Urdiales

Carlos Urdiales

Hasta con oxígeno, miente como respira

SOBRE LA MARCHA

Carlos Urdiales
Carlos Urdiales
Por:
  • Carlos Urdiales

El misterioso caso del doctor Hugo López-Gatell. El zar anti-Covid de México padece lo que combate, pero en este país persisten aquellos que son más iguales que los demás; el subsecretario de Salud, hospitalizado desde la semana pasada y dado de alta “el fin de semana”, según su jefe, Jorge Alcocer, tuvo atención preventiva y un tratamiento (presumiblemente remdesivir) al cual 51 mil mexicanos enfermos hoy no tienen acceso porque la Cofepris, que tutela él, no lo autoriza. No para todos.

Imprecisión, opacidad e improvisación; marcas indelebles de la gestión de López-Gatell. A través del funcionario, México eligió la aproximación, la imprecisión como norma. ¿Cuántos casos de Covid-19 se han acumulado? No sabemos. ¿Cuántas personas han muerto? No sabemos.

Al panteón pandémico nacional cada uno (menos López-Gatell), puede sumar causas de fallecimientos asociados, exceso de mortandad estadística de Salud, la encuesta del Inegi para el censo 2020, los caídos en casa, los rechazados de hospitales públicos, las pruebas del sector privado, etcétera.

La verborrea como antídoto en contra de la transparencia, la exposición pública de la impericia es simulada con soberbia y gracejadas. Ni en la crónica de su propia enfermedad, la dependencia y el doctor fueron capaces de articular una comunicación clara.

López-Gatell informó el 20 de febrero que estaba enfermo con síntomas leves. El 25 trascendió que lo hospitalizaron y tiene oxígeno suplementario. Sus testaferros informan por las noches que está “de buen ánimo”. La Jornada publicó que estaba internado en el Centro Citibanamex. La Secretaría desmiente al diario. Hugo López-Gatell desmiente a Salud. Ayer, Jorge Alcocer dice que el fin de semana lo dieron de alta. El mal chiste se cuenta solo.

Hasta con oxígeno, miente como respira. La comunicación social reducida al protagonismo mediático del convaleciente. Tener al gabinete de Gobierno con mayor número de casos de Covid-19 es consecuencia lógica de la forma errática con que el zar desordena el encargo. Lo bueno es que se recupera, lo malo, que no aprende.

Vacunación. Datos de la Universidad Johns Hopkins: al primero de marzo, en México se aplicaron 2,455,095 dosis simples (366,282 más en tres días) y 565,423 dobles (39,011 más). El esquema de vacunación completo avanzó de 0.41 al 0.44 por ciento de nuestra población.

En Estados Unidos se han aplicado 76.8 millones de vacunas simples (8.5 millones más de viernes a lunes) y 25.4 millones completas (3.9 millones más en tres días), pasando del 6.58 al 7.78 por ciento de sus habitantes con el esquema completo.

En España 3.6 millones de personas han recibido la primera dosis (200 mil más en tres días) y 1.24 millones ambas, avanzando del 2.63 al 2.66 por ciento de población inmunizada.

Y en el mundo se han administrado 244.2 millones de dosis simples (16.6 millones más en tres días) y 53.4 millones de dosis dobles (5.8 millones más en tres días). El esquema completo pasó de 0.62 al 0.70 por ciento de la población mundial.