Daniel Alonso

La vida de un ídolo

ARQUETIPO FUTBOL

Daniel Alonso*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Daniel Alonso
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Daniel Alonso

Nacer, crecer, reproducirse y morir. Son las etapas que de manera general caracterizan la vida de un ser humano. En el futbol, los jugadores extraordinarios añaden en ese ciclo la etapa de volverse ídolo. Cuando recordamos al mejor Barcelona de la historia, hay tres nombres que explotan en la mente inmediatamente: Messi, Iniesta y Xavi. Los tres nombres son leyenda en la Ciudad Condal, pero hoy en día, el último de ellos, Xavi Hernández, atraviesa el momento más complicado en su joven carrera como entrenador.

El equipo culé marcha cuarto en la Liga de España, muy lejos del actual líder Girona y del segundo lugar, Real Madrid, que cuenta con un juego pendiente. Dicho puesto en la tabla, pone en riesgo su participación en la próxima Champions League, ya que en la pelea está el Atlético de Madrid, en quinto lugar, y un aguerrido Athletic de Bilbao que hoy marcha tercero y cada vez juega mejor de la mano de Ernesto Valverde, no hace mucho entrenador del Barca. No clasificarse a la próxima edición de la Liga de Campeones, sería un golpe durísimo en la historia del club y más grave aún, un mazazo mortal a la economía de por si endeble del Barcelona.

La derrota ante el Real Madrid el pasado domingo por la final de la Supercopa de España caldeó los ánimos en los fanáticos y directivos del club, porque la imagen del Barcelona se vio aplastada por su acérrimo rival. Y si ya existían rumores sobre la continuidad de Xavi al frente del primer equipo, ahora ya consta hasta quién para reemplazarlo de manera inmediata: Rafael Márquez. El nombre del mexicano, quien hoy se encuentra dirigiendo la filial en la Segunda División, suena fuerte en medios españoles.

Caer por 4 goles a 1 no sólo fue dolorosa para el orgullo catalán, la derrota ahora es una losa encima de la moral del equipo y para rematar, es un envión anímico para el Real Madrid para iniciar la etapa de definición en Liga, Copa y Champions. Estos factores se suman a la temporada que no ha gustado en Barcelona. Más allá de que los números no son del todo malos, el rendimiento y estilo de juego del equipo dejan más dudas que certezas en la afición y en gran parte de la directiva.

Es por ello que, de acuerdo con diversos medios, ya se plantea seriamente la posibilidad de sustituir inmediatamente a Xavi y sentar en el banquillo del primer equipo al Káiser de Michoacán. Durante el último año y medio, el trabajo de Rafa Márquez ha sido bien aceptado en la entidad blaugrana y es de conocimiento público que Márquez y Deco mantienen buena relación, siendo el portugués el principal impulsor de la idea de que Rafa entre al quite como relevo. Eso sí, todo indica que el excapitán de la Selección Mexicana sólo estaría por lo que resta de la temporada para luego volver a la filial.

Históricamente, son pocos futbolistas que lograron ser ídolos en el mismo club vestidos de pantalón corto y luego ya posando con elegantes trajes o los que optan por algo más casual, ya sea como entrenadores o como directivos. El crédito de cortesía con el que llegó un inmortal como Xavi se agotó. Desde el próximo partido será uno más en ese banquillo y un nuevo traspiés será el fin de una etapa para uno de los grandes ídolos del Barcelona moderno y, probablemente, la oportunidad soñada para otro ídolo, pero del futbol mexicano. El eterno ciclo de la vida y el futbol.