David E. León Romero

Regreso a clases inédito

JUSTA MEDIANÍA

David E. León Romero
David E. León Romero
Por:
  • David E. León Romero

Este regreso a clases ha dejado de manifiesto, más que nunca, el gran valor que tiene la escuela como espacio de formación y convivencia dentro de la comunidad y, de manera muy especial, el gran rol que juegan en nuestra sociedad las maestras y los maestros.

Sin ese espacio físico donde todos los días los niños se dan cita para aprender, y la dedicación de los maestros para facilitar el proceso educativo, el reto incrementa de manera muy importante su complejidad.

El Gobierno de México, la Secretaría de Educación Pública, los maestros y los padres de familia, entre otras instituciones, han hecho su mejor esfuerzo para garantizar que el proceso educativo continúe en momentos en los que el Covid-19 afecta de manera diferenciada a las distintas entidades de nuestro país.

El esfuerzo busca llegar a todos los hogares de nuestro país a través de la radio, la televisión, el Internet y los materiales impresos de la Secretaría de Educación Pública, donde los niños aguardan que el Covid-19 ceda para poder volver a las aulas a reencontrarse con compañeros y maestros. El programa Aprende en Casa II es inédito y atiende a más de 30 millones de alumnos de diferentes grados escolares, mediante la producción y difusión de miles de contenidos educativos en distintos formatos, características y presentaciones. Solamente para la televisión, se producen más de 4 mil 500 programas, esfuerzo que cubre más de 90 por ciento de los hogares de nuestro país gracias a la colaboración de las televisoras públicas y de manera muy especial de las privadas, que se han sumado a la estrategia.

La dinámica en casa ha cambiado. Ha sido necesario ubicar un espacio relativamente cómodo para que los niños puedan estudiar sin distracciones, en el mejor de los escenarios frente al televisor, una tableta o una computadora. La casa no es el aula y no reúne las condiciones necesarias para garantizar un entorno adecuado. Pero, probablemente el espacio no sea tan relevante como lo es la participación de los maestros.

Los padres de familia han tenido que multiplicarse para poder cumplir todos sus roles dentro y fuera de casa, añadiendo ahora el acompañamiento de sus hijos a lo largo de las jornadas de clases a distancia. Es en cada minuto de este proceso donde se atesora y extraña la labor dedicada de los maestros de México, para facultar el proceso de aprendizaje.

La capacidad de reacción y adaptación de cada uno de los actores participantes en el proceso educativo ha sido relevante y digna de reconocimiento. El ciclo escolar ha iniciado bajo circunstancias inéditas y requerirá un esfuerzo permanente por parte de todos.

Dentro de todo esto, el actor central y de mayor relevancia son nuestros niños. Debemos ser muy pacientes y considerados con ellos. El entorno ha cambiado demasiado y las afectaciones que ellos sufren se presentan de diferentes maneras. Los niños son lo más valioso con lo que cuenta nuestro país y el insumo más importante para ellos es la educación. Este complejo proceso los fortalecerá.