Avatar del Francisco Cárdenas Cruz

Francisco Cárdenas

Reacción de Ackerman, preámbulo del 2021

PULSO POLÍTICO

Francisco Cárdenas
Francisco Cárdenas
Por:

La airada actitud asumida por John Ackerman, integrante del Consejo Técnico de Evaluación de los aspirantes a consejeros del Instituto Nacional Electoral, en cuyas quintetas aprobadas no quedó una allegada a su esposa, Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, pareció preámbulo de una reacción similar de dirigentes y militantes de Morena, la noche del 6 de junio de 2021, si la votación que obtengan sus candidatos a diputados federales les llega a ser adversa.

No sólo descalificó a varios de los aspirantes que quedaron en la veintena de finalistas y que en su particular opinión “no debieron haber sido propuestos”, sino que también acusó a sus compañeros evaluadores de ser “cómplices de irregularidades” y “fraudes por presiones externas”, lo que de inmediato fue rechazado por los demás miembros del CTE.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

De no haber sido por la réplica que con más descalificativos que razones dio al grupo de intelectuales que suscribieron el desplegado “Contra la deriva autoritaria y por la defensa de la democracia”, esta semana finalizaría como una en las que el Presidente López Obrador pareció mostrar gestos conciliatorios con gobernadores de oposición con los que tiene serios diferendos.

Más aún, ayer en Zapopan, Jalisco, durante uno de los actos de la gira que incluyó tres entidades del Bajío y Occidente de la República, declaró estar dispuesto a revisar el Pacto Fiscal que, con insistencia, le ha solicitado la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional, el Goan, para lograr una distribución más justa y equitativa de la recaudación, lo que de inmediato éstos aceptaron a reunirse con él.

En Salamanca, municipio de Guanajuato, sede de la refinería de Pemex, donde encabezó un acto en el que el gobernador panista Diego Sinhué Rodríguez, había reclamado abandono de la Federación en el combate al crimen organizado, que ha redoblado sus actos de violencia, se pactó un acuerdo de unidad para hacerle frente, el cual será coordinado por el mismo mandatario blanquiazul.

Éste, quien durante meses se mostró reacio a participar en las reuniones mañaneras de seguridad en su estado y que tanto criticara las semanales de Palacio Nacional, ahora aceptó acudir a ellas en la capital del estado, “hasta sábados y domingos”, y se comprometió a superar el malestar e inconformidad con el Gobierno federal y el Presidente.

En Jalisco, estado gobernado por el emecista Enrique Alfaro, abierta y públicamente enfrentado con López Obrador, después de haber sido amigos antes de llegar a sus actuales cargos, el Ejecutivo federal también logró superar diferencias, colaborar coordinadamente y hasta le ofreció al mandatario estatal no dejarlo solo ante las amenazas que ha recibido de parte del Cártel Jalisco Nueva Generación por no plegarse a éste.