Avatar del Hector Badillo

Hector Badillo

Países europeos suspenden vacuna de AstraZeneca

DESDE EUROPA

Hector Badillo
Hector Badillo
Por:
  • Hector Badillo

En los últimos días más de 10 países de la Unión Europea han detenido la aplicación de la vacuna contra el Covid-19 de la farmacéutica británica AstraZeneca, por posibles consecuencias negativas para la salud de los pacientes.

España, Alemania, Francia, Italia, Países Bajos y Dinamarca son algunas de las naciones del continente europeo que decidieron detener la aplicación de la vacuna de AstraZeneca. La razón, que la inmunización podría ser causante de posibles casos de coágulos en la sangre que ponen en riesgo la salud de las personas que reciben la dosis.

En España investigan un caso de trombosis en una paciente que había recibido la vacuna contra Covid-19 de AstraZeneca. Con este caso sumarían 11 incidentes detectados en pacientes que recibieron la dosis en otros países europeos como Francia, Noruega y Alemania.

Aunque no se ha comprobado a ciencia cierta si la vacuna británica genera estos problemas de coagulación en la sangre, los gobiernos y ministerios de Salud han detenido temporalmente y de manera preventiva el uso de esta vacuna, ya que puede ser un efecto secundario de gravedad que pone en riesgo a las personas que se la aplican.

Por su parte, la farmacéutica AstraZeneca asegura que no hay un riesgo comprobado de su vacuna tras el estudio de más de 17 millones de personas que ya han recibido la inoculación en territorio europeo.

La Organización Mundial de la Salud se pronunció y dijo que esta suspensión repentina de la aplicación de la vacuna de AstraZeneca no confirma que la aparición de coágulos esté relacionada con la inmunización y que sólo es una medida de precaución ante los casos reportados.

Ahora es el turno de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), con sede en Ámsterdam, Países Bajos, de emitir una opinión sobre si es seguro o no utilizar esta inoculación. La EMA es la encargada de evaluar y supervisar los medicamentos que se utilizan en la Unión Europea desde su creación en 1995.

Ante estos hechos, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó que ya se está investigando la seguridad de la vacuna, pero su aplicación en el país continuará porque hasta el momento no consideran riesgosa su aplicación.

Hasta que no haya un pronunciamiento oficial que demuestre que las vacunas no ponen en riesgo la salud de los pacientes se podría venir un momento complicado para los sistemas sanitarios que están aplicando las vacunas y para la farmacéutica, porque la desconfianza sigue latente entre la población y muchos podrían rechazar el uso de la vacuna británica.