Avatar del Jacqueline L'Hoist Tapia

Jacqueline L'Hoist Tapia

Anhelo y no utopía: la paz

HABLANDO DE DERECHOS

Jacqueline L´Hoist Tapia
Jacqueline L'Hoist Tapia 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Jacqueline L'Hoist Tapia

Los mensajes de odio son también la contraparte de la paz, ya que buscan generar entre quienes los escuchan un sentimiento de enojo, coraje, venganza e ira hacia la persona o grupo de personas destinatarias del odio. El tono de piel, la preferencia u orientación sexual, la profesión de fe, el aborto y la posición, son sin duda sus principales consignatarios.

Hace apenas unos cuantos días, un sacerdote católico de Coahuila, durante su homilía, dijo: “No apoyen a las jóvenes matando a sus hijos para que dejen de estorbar y se diviertan, mejor maten a sus hijas para que ellas no estorben” (sic), con una posición abierta en contra del Estado laico y generando odio hacia el derecho a decidir de las mujeres. Este caso se convirtió en emblemático, pues llama al feminicidio, que es una de las expresiones más graves del odio contra las mujeres. Pero las redes sociales están llenas de este tipo de menciones: una y otra vez leemos, vemos caracteres e imágenes que incitan al odio, en donde parece que las consecuencias no se miden o no importan, pero también están en el fútbol, donde es una constante con el grito homofóbico y los señalamientos al tono de piel y origen de los jugadores con expresiones racistas. Pero lo es también a las personas afro, con señalamientos a su apariencia, a su cabello, que lleva a conductas discriminatorias.

El 21 de septiembre se conmemora el Día Internacional de la Paz en todo el mundo, y la Asamblea General de Naciones Unidades dedica el día al fortalecimiento de los ideales de paz, lo hace solicitando 24 horas de no violencia y alto el fuego. En México existe una acción muy interesante al respecto: se llama 10 días por la paz y es impulsada por Iglesias por la paz, quienes han asumido un compromiso público por la justicia y la dignidad del país. Durante estos días, que dieron inicio el 21 y que terminarán el 30 de septiembre, se realizan acciones por diferentes iglesias y comunidades religiosas, en las que participan entre otras la Comunidad Teológica de México, Budista Zen, Magdala y Vino Nuevo, Bahai, así como Chamanes y cristianos comprometidos y las iglesias de la Brigada Nacional de Búsqueda, Bautista Shalom, Anglicana la Sagrada familia, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la Veterocatólica y el Consejo Interreligioso de Guadalajara. Todas estas organizaciones tendrán expresiones por la paz con oraciones, conversatorios y exposiciones, y el Día Internacional de la Paz, desde Jai Jagat, Serpaj, Centro de Estudios Ecuménicos y el Eje de Iglesias de la BNB, hicieron un llamado a sumarse al ayuno, expresando solidaridad así con las madres y familiares quienes incansablemente buscan a sus seres queridos desaparecidos y desaparecidas.

Así como hay ministros de culto que llaman al odio por temas de aborto o de la diversidad sexual y de género, también hay iglesias y grupos religiosos que abonan por la paz y acompañan las causas más urgentes de este país. La paz es un anhelo de la humanidad, en donde vivir con armonía y respeto a la otredad, no debe de ser considerada una utopía, sino un derecho alcanzable.