Mauricio Flores

Una crisis para obligar vuelos a Santa Lucía

GENTE DETRÁS DEL DINERO

Mauricio Flores *Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Mauricio Flores 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Mauricio Flores

¿Por qué hay cada vez más retrasos en los vuelos en el Aeropuerto Internacional de México y constantes abortos de aterrizajes, pese a que las operaciones aéreas se encuentran -28% debajo del nivel prepandemia de Covid-19? Pues porque Seneam, a cargo de Víctor Hernández, y la Agencia Federal de Aviación Civil del general Carlos Rodríguez precipitan una crisis de “saturación” del aeropuerto capitalino, reducir de 62 a 41 los vuelos por hora en horarios pico para, mágicamente, “ofrecer” la solución de Santa Lucía a donde se pretenden trasladar 10 millones de viajeros a partir de abril del 2023.

Aquí le anticipamos que el plan que se fragua para “alimentar de tráfico” al aeródromo dirigido por Isidro Pastor consiste en trasladar cerca de 35% de las operaciones diarias del AICM ahora a cargo de Carlos Morán. La última información obtenida lo confirma y se puede detallar que la declaratoria de saturación se daría hacia mediados de este 2022. Para forzar esa saturación, las autoridades aeronáuticas están ampliando los espacios de separación entre los aviones que se aproximan al aeropuerto capitalino de entre 4 y 7 millas aun y cuando -dado el estado de la tecnología- podrían ubicarse entre las 3 y 5 millas de distancia una de otra.

La declaratoria de saturación entraría en vigor en abril de 2023 bajo la expectativa de que para entonces estarán listos los accesos de corta distancia para llegar a Santa Fantasía, así como algunos sistemas de traslado terrestre creados por las aerolíneas que allá tengan vuelos. Faltarían, sin embargo, acceso de largo alcance como el ramal del Circuito Exterior Mexiquense, la conclusión del Siervo de la Nación, la ampliación del Periférico Oriente y el Libramiento Lindavista-Santa Clara. Bueno, el ramal del Tren Suburbano Lechería-Nextlalpan —ofrecido por CAF, que lleva Max Zurita— quien sabe sí pueda estar listo este sexenio, según dudas dentro de la misma SCT.

Parece que la creación de crisis y luego presentar una solución mágica es la especialidad de la casa. Así fue con la crisis del huachicol, el suministro de medicinas, o las inundaciones en Tabasco. Hoy es turno del tráfico aéreo en el Valle de México… pero sin calibrar el impacto que ello tendrá sobre el pago de Bonos MXCAT del cancelado NAIM. Ya les contaré.

Vidanta y las vueltas de la vida. Que la irrupción a escena del empresario Daniel Chávez en la crisis de la casa en Houston de José Ramón López Beltrán —lo que genera impacto reputacional al Grupo Vidanta al perfilar un caso de conflicto de interés— generó gestos de satisfacción en la subsecretaría de Transportes de la SCT. Y es que es conocido que Daniel Chávez, como coordinador empresarial del Tren Maya, tuvo diversos encontronazos con Rogelio Jiménez Pons como director de Fonatur. Como es público, Jiménez Pons perdió la conducción oficial de uno de los proyectos estelares del actual gobierno debido a rezagos en la ejecución derivado de problemas de planeación, siendo su salida, nos cuentan, festinada por Chávez. Pero ahora, se voltearon los papeles.

¿Premio para Ocampo? Por los pasillos de la Procuraduría Fiscal de la Federación circula la versión de que nombrarían como subprocurador de Amparos a Armando Ocampo, actual titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas CDMX…, pero quien curiosamente enfrenta una denuncia por presuntos actos de corrupción, según consta en el expediente 3135/FMIX. Debe recordarse que Ocampo también ha sido denunciado por violencia de género y hostigamiento laboral en la oficina que aún encabeza.

Cemex, revolvedoras verdes. Y en total sincronía con la agenda verde global, Cemex que dirige Fernando González se convierte en la primera compañía de materiales de construcción en completar un proyecto piloto multinacional de gran escala de camiones revolvedores de concreto completamente eléctricos. Desde 2021 la multinacional mexicana se sumó a la iniciativa First Movers Coalition (“FMC”), comprometiéndose acelerar la innovación y desarrollo de tecnologías para descarbonizar los servicios de transporte pesado. Y ahí están los resultados: la primera prueba inicial fue en Alemania y luego Francia; ahora se extenderá gradualmente en otros países, con una fuerza capaz de aumentar la demanda internacional por vehículos pesados con emisión cero de carbono.