Mauricio Flores

No impondrán AIFA con calzador

GENTE DETRÁS DEL DINERO

Mauricio Flores*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Mauricio Flores
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Mauricio Flores

A diferencia de Víctor Hernández, quien impuso un compromiso político con la Presidencia de la República —abrir a como fuera el espacio aéreo del Valle de México a las operaciones de la terminal Felipe Ángeles— con funestas consecuencias para la industria de la aviación, la nueva agenda de trabajo desde la subsecretaría de Transportes, a cargo de Rogelio Jiménez Pons, es eminentemente técnica donde lo que se busca es un diálogo de corte resolutivo con los especialistas de tráfico aéreo, pilotos y aerolíneas bajo la conciencia de que con la seguridad sencillamente no se puede jugar.

Las mesas de trabajo para corregir y evitar nuevos acercamientos peligrosos entre aeronaves originalmente tuvieron una naturaleza inminentemente política al ser convocadas por el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, pues se había perdido la interlocución entre la industria con el anterior subsecretario Carlos Morán y el exjefe de los Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano y era necesario reiniciar el diálogo para avanzar hacia las soluciones técnicas.

El último pronunciamiento que hizo la asociación internacional de sindicatos de pilotos de IFALPA, que encabeza Jack Netskar, solidarizándose con los pilotos mexicanos que lidera Humberto Gual por las condiciones de riesgo por las que operan sobre el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, hizo hincapié también en la necesidad de recuperar los niveles de seguridad sin alineamiento con agenda política alguna. Tal pronunciamiento generó cierta incomodidad en las esferas de gobierno, pero camina en el mismo sentido: la construcción de soluciones estrictamente técnicas.

Adiós politiquerías. A estas alturas no está claro si hará una auditoría externa al rediseño del espacio aéreo nacional que se le encargó a NavBlue, de Fabrice Hamel, ni tampoco hasta dónde será requerido hacer modificaciones. En las mesas de trabajo ya se elaboró una circular para el uso correcto de la fraseología a utilizar para orientar llegadas y salidas a fin de mitigar los eventos de acercamientos GPWs y ya se trabaja otro orientado a mitigar los eventos de emergencia que encienden los sistemas anticolisión TCA’s.

Quedan aún muchos aspectos de gobierno a completar, específicamente por la Agencia Federal de Aviación Civil de Carlos Rodríguez, como la expedición puntual de los certificados de competencia lingüística/nivel inglés de pilotos e incluso a participar en las reuniones técnicas para informar sobre los incidentes reportados.

Lo valioso es que ya no se tratará de meter con calzador —por consigna política— las operaciones simultáneas entre el AICM, el Aeropuerto de Toluca y el de Santa Fantasía… a donde, les adelanto, no será obligatorio para las aerolíneas mudarse, nos aseguran. Ya le platicaré.

Suma Izzi a Sony Movies y DreamWorks. La nueva en lo que se refiere a entretenimiento multiplataforma es el acuerdo al que llegó Izzi, a cargo de José Antonio González Anaya, con Ole Distribution, que encabeza Juan Carlos Urdaneta, para incluir en el portafolio de la compañía mexicana los contenidos de alto impacto y atractivo como son las franquicias de Spider-Man, Spider-Man: Homecoming, Venom, Men in Black y Ghostbusters, entre otras; o, las también conocidas películas Un Jefe en Pañales, Trolls, Las épicas aventuras del Capitán Calzoncillos, Las aventuras del Gato con Botas, Viva el rey Julien y El amanecer de los Croods. Programación para todos, pues.

Supertitlán, el inicio. Y quien no se queda detrás en la creación de contenidos innovadores y divertidos es TV Azteca, que comanda Benjamín Salinas: la serie Supertitlán, protagonizada por Jesús Zavala y Sofía Espinosa, es una adaptación hábilmente mexicanizada por el equipo de Dopamine —al mando de Fidela Navarro— de la serie Superstore, donde la vida y obra de empleados de una cadena comercial promete generar 48 capítulos de humor ingenioso y entretenimiento familiar.