Mauricio Flores

Panel de energía T-MEC, sí o sí.

GENTE DETRÁS DEL DINERO

Mauricio Flores*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Mauricio Flores
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Mauricio Flores

Todo indica que no hay manera de evitarlo. La representante comercial de la USTR, Katherine Tai, sólo tiene que seguir los pasos convenidos en los plazos de revisión de cumplimiento del Tratado de Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá para invocar el Panel de Controversia en materia de energía en contra de nuestro país, debido a la persistencia en los obstáculos regulatorios para la exportación de hidrocarburos y por la falta de voluntad para suministrar energía eléctrica en calidad y cantidad suficientes para las empresas de su país instaladas del lado mexicano.

El primer paso será la constitución de una mesa de revisión de la problemática a la que será convocada la pragmática secretaria de Economía, Raquel Buenrostro, para defender una posición no pragmática surgida de la Secretaría de Energía y de la Comisión Federal de Electricidad. Pública y conocida la posición ideológica de Andrés Manuel López Obrador y que es repercutida tanto por Rocío Nahle como por Manuel Bartlett: el suministro de petrolíferos en el mercado nacional debe ser en la mayor cuantía posible de origen nacional, en tanto que la CFE debe ser el monopolio estatal para la generación y distribución de electricidad.

Sin embargo, esas visiones no se ajustan a un mercado industrial y comercial que se ha ido integrando en el bloque de América del Norte y rompen con diversos artículos de tratamiento nacional a inversión extranjera y barreras comerciales contenidas en el T-MEC.

Así, la USTR iniciaría el llamado para las mesas de revisión en el primer trimestre del 2024 con las miras de solicitar el Panel de Controversias hacia julio de ese mismo año para iniciarlo en las fechas acordadas de revisión del T-MEC en la primera mitad del 2025.

Como difícilmente el actual Gobierno mexicano modificará su visión en materia de energía, el pleito ya está cantado. Otro.

Sicúrika, seguros bajo modelo de riesgos. En un contexto de ruda competencia en el mercado de las aseguradoras debido a una alta siniestralidad en autos e igual demanda de seguros médicos pospandemia, y con la resiliencia de que fue creada justo en medio de la pandemia, Sicúrika, bróker de seguros y fianzas, abrió sus oficinas este jueves en la colonia Anzures de la Ciudad de México.

Bajo la dirección de Juan Viteri, quien tiene una experiencia de 30 años al frente de empresas del sector financiero y de seguros, Sicúrika ofrece los productos de línea de siniestralidad de vehículos, tanto particulares como flotilla; daños y seguros de vida para grupos y colectivos, bajo un modelo único e innovador de Consultoría en Administración Integral de Riesgos. Viteri está convencido de que, en el corto plazo, Sicúrika estará entre los 10 brókers de seguros más importantes de México. Enhorabuena.

La sequía ahora. Ya estalló la crisis de producción de maíz blanco en México, mientras que la secretaria del Medio Ambiente presumía con López Obrador el avance al 12% de la construcción del Acuaparque de Texcoco, en un erial salado donde se edificaría el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) con una inversión de 20 mil millones de pesos que superan 5 veces toda la inversión en el sexenio para la recuperación de áreas naturales protegidas, todas ellas vitales para la recarga de acuíferos. El hecho incuestionable es la pérdida de amplias cosechas de maíz por la falta de lluvias, una pésima gestión hídrica, desde la Conagua, a cargo de Germán Martínez, y la pobre inversión pública en infraestructura: las investigaciones del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas, que conduce Juan Carlos Anaya, concluye que la sequía podría reducir 50% la producción maicera en los distritos de cultivo en Sinaloa, 80% en Sonora y ya no digamos Chihuahua, Durango, Zacatecas y Bajío donde el llenado de presas es de 30% promedio para el año que viene…, año electoral.