Rafael Solano

Margarita: huellas de batalla

DE LIBERTAD Y RESPONSABILIDAD

Rafael Solano*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Rafael Solano
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Rafael Solano

Al final del sexenio, Calderón será el personaje más mencionado por AMLO.

En las redes sociales hay cuentas dedicadas al ataque sistemático a los Calderón Zavala, en cualquier análisis de datos se puede observar cómo a través de la #RedAMLO y de una serie de “nodos”, todos los días se dedican a insultar a Calderón, a Margarita y a sus hijos. Uno de los episodios más bajos que se recuerda, es cuando difundieron la noticia falsa de que al hijo de los Calderón Zavala lo habían detenido; el joven estaba en su casa, con sus padres.

Con el juicio de García Luna, durante un mes, se escucharon autoridades, defensores, jueces y jurados estadounidenses en un proceso judicial, que hasta el momento en que se escribe esta columna, no tiene una resolución. En México, la Presidencia de la República antes que nadie juzgó en la conferencia mañanera a un ciudadano mexicano juzgado en otro país. El Presidente se dio vuelo; en la plaza pública mañanera empaló a García Luna, sin advertir que al mismo tiempo estaba empalando al Estado mexicano; todo era miel sobre hojuelas hasta que el abogado defensor lo mencionó a él, y un testigo mencionó a Gabriel Regino, quien fuera miembro de su gabinete en la Jefatura de Gobierno.

Durante este mes, hemos visto a toda la comuna de youtubers oficiales, un día sí, y otro también, hablando de Calderón, de supuestas pruebas que nunca fueron presentadas en el juicio y momentos que nunca llegaron. En el camino, han elevado el nivel de agresión verbal a Margarita, quien es diputada federal.

La propia Margarita se ha defendido en el Congreso; otro posicionamiento claro provino del coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez: “No hay nada que involucre a Margarita Zavala en ninguna acción ilegal, no hay nada que haya manchado nunca su trayectoria, ya basta de calumniarla, ya basta de esa cobardía…”.

Y es que al obradorismo no le gusta que tras los hombros de Zavala existan más de 800 mil firmas en todo el país que la validaron como independiente presidencial, que después haya tenido el arrojo de presidir México Libre de la mano de miles de ciudadanos, realizando 237 asambleas y más de 260 mil apoyos con firma directa para constituirse, y que después de cerrarle el paso al registro partidista, cuando la pensaban muerta políticamente, se les haya aparecido para arrebatarles un distrito que tenían controlado y moverles el tablero de toda la ciudad alentando a sus seguidores a la participación, terminando como la más votada del país a una diputación federal.

Como botón de muestra que queda en el anecdotario, durante la campaña de Margarita a la diputación en 2021, le intentaron armar un sainete que les salió contraproducente. Durante un recorrido, un grupo de reventadores llegó a gritarle, insultarla, empujar a su joven staff de campaña y rodearla, querían intimidarla, pero nunca contaron con que la hoy diputada, respondería caminando en resistencia civil pacífica con brazos alzados, con ella al frente de su equipo, al grito de “democracia, democracia”, mientras seguían agrediéndola y bloqueándole el paso, al tiempo que los vecinos salían de restaurantes y casas a ver lo que sucedía. Los agresores, de repente se descubrieron observados por decenas de vecinos, y se tuvieron que retirar, mientras los observadores le aplaudían a Zavala su entereza y valentía. Los vehículos en que se movía este grupo estaban alejados varias cuadras, pero tenían propaganda obradorista. Este episodio no se mediatizó, pero entre los vecinos corrió como pólvora, la victoria electoral zavalista sería contundente.

Al final, Zavala ha caminado México, lleva huellas de batalla, que sólo tienen aquellos que se han fogueado en política, en las victorias y en las derrotas, camina en su distrito, sigue su agenda pública y desde el pleno se posiciona frente al obradorismo, llama a la sociedad civil a la organización porque tiene ascendencia en ella; puede hacerlo, porque como lo expresó Álvarez Máynez, no hay nada que haya manchado la trayectoria de Margarita… aunque les duela el 2006.