Insabi: política electoral, no de Estado

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:

La advertencia presidencial de “todo o nada” a los gobernadores panistas que se negaron a adherirse al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y que habían presentado una propuesta alterna, acordada con el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, que evitaba la centralización de ese sector al nuevo organismo, “es una decisión política electoral y no una política de Estado”, como lo señaló el presidente del Partido Acción Nacional, Marko Cortés.

El dirigente del blanquiazul lamentó lo que calificó de “cerrazón” del Presidente López Obrador al desechar la propuesta de mejorar el sistema de salud que fue planteado al titular de esa dependencia por los mandatarios estatales de su partido, acordado por ambas partes lo que, dijo, “demuestra el desorden que prevalece en el gobierno morenista”.

DE ESTO Y DE AQUELLO….

El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, tardó, pero al fin se decidió a condenar los hechos de violencia ocurridos en escuelas y facultades que están en paro, al admitir que con esas provocaciones se pretende desestabilizar a la máxima casa de estudios y aseguró que no lo lograrán.

Dijo en un mensaje dirigido a la comunidad universitaria que las estudiantes que han padecido acoso y violación de género, demandan una pronta solución, al referirse a las demandas que han presentado, y que no quieren esperar la respuesta de las autoridades y exigen una solución inmediata a sus demandas, si bien deben respetarse los procesos abiertos de acuerdo a la normatividad de la institución.

Sostuvo que la protesta y ocupación violenta de planteles que permanecen cerrados, “tiene dos caras: la universitaria de quienes sí les interesa la solución y la de la provocación de intereses ajenos que mostró la imposición de voluntades con insultos”.

Aseguró que la UNAM ya ha presentado cinco puntos para responder a las demandas de acoso, entre ellas la ampliación del Tribunal Universitario con perspectiva de género, así como la creación de un organismo autónomo de la Rectoría.

Acoso y violación de género, que son las denuncias que llevaron a grupos de estudiantes a tomar con violencia preparatorias y facultades de la máxima casa de estudios del país, mantienen cerradas una docena de planteles, algunos desde hace más de dos meses; otros, indefinidamente y algunos con suspensión de actividades por 48 o 72 horas.

Habrá que ver si el mensaje del rector Graue logra apaciguar la violencia, una vez que se responda a las exigencias de los grupos que demandan justicia o si los grupos de encapuchados, y encapuchadas, mantienen o redoblan sus actos de provocación, en los que “hay mano negra”, como lo reconoció ayer también el Presidente López Obrador, al responder a preguntas por lo que ocurre en la UNAM.