Jueves 28.01.2021 - 10:18

Lozoya no lleva a Peña

AT, o pollitos en fuga
Por:

Es popular la idea de que con la detención de Emilio Lozoya se cierra la pinza en derredor del expresidente Enrique Peña por presuntos actos de corrupción…, pero no es necesariamente así. Primero habrá que conocer el resultado del juicio de extradición y el fondo del caso, que se sostenga y se triunfe en el juicio, además, está de por medio el exsecretario de Hacienda Luis Videgaray quien expulsó a Lozoya del primer círculo presidencial.

Históricamente existe una tensa y ríspida relación entre el secretario de Hacienda con el director de la principal fuente de ingresos públicos, Pemex. Los primeros encontronazos entre Videgaray y Lozoya derivaron del incumplimiento de las metas de producción y, por tanto, de la recaudación petrolera; en paralelo, mientras el negocio sustancial de la empresa decaía (por ejemplo, se llegó a contabilizar mal la producción diaria de pozos marinos por contener alto contenido de agua), los planes de reindustrialización a partir de Pemex fueron objetados por Hacienda, precisamente ésos en donde ahora se han centrado las investigaciones de la UIF, a cargo de Santiago Nieto. La renuncia de Lozoya de Pemex en 2016 acontece en una de las más graves crisis de producción y de deudas por pagar; en ese momento, el director estaba fuera del primer círculo del Presidente tras perder ante el poderoso secretario de Hacienda que por método insistía en tener la razón en casi todos los temas públicos.

Ciertamente, Lozoya “no se mandaba solo” como asegura su abogado Javier Coello, pero su aprehensión no es por fuerza el principio del fin de Peña… pues en el camino está Videgaray con toda su estrategia.

Cemex, ruta emisión cero. Pese, haber reducido 22% sus emisiones de dióxido de carbono, la multinacional, que encabeza Fernando González, se autoimpuso metas más ambiciosas para enfrentar de manera radical al cambio climático que afecta al planeta: a través de una hoja de ruta, Cemex afirma que reducirá en 35% sus emisiones en 2030. Y en 2050, la meta es llegar a cero emisiones, alineado con la metodología de Science-Based Targets, requisito que la ciencia del clima afirma que es necesario para cumplir con los Acuerdo de París.

Que sí diferenció. Debido a una falla en la redacción de  un comunicado por parte del IMSS, se generó la impresión de que su director general, Zoé Robledo, se había ido con la idea de Napoleón Gómez Urrutia, que busca prohibir el outsourcing. Sin embargo, la revisión exacta del discurso que presentó en el Parlamento Abierto en el Senado, Robledo sí diferenció entre el “outsoucing bueno” del “malo” y llamó a no hacer generalizaciones, pues existe un marco legal que se puede reforzar para potenciar la tercerización laboral que cumpla con la ley.

Cofepris no fumó a diputados. Aún estaba efectuándose el Foro de Alternativas al Consumo de Nicotina en Diputados cuando, ¡sopas!, que la Cofepri, de José Alonso Novelo, emitió la prohibición para la importación de cigarros electrónicos. Pero que la autoridad haya hecho caso omiso al pronunciamiento de la representación social, deja en relieve lo dicho por la legisladora Freinné Azuara: el “prohibicionismo” no contiene los consumos polémicos, y abre el espacio al mercado negro.