Una posibilidad para combatir la pandemia

¿Qué es el tocilizumab y por qué ayuda a tratar el COVID-19?

Es un medicamento que trata alteraciones en el sistema inmunológico y aunque aún no ha sido aprobado para su uso en pacientes infectados por el virus, ha arrojado resultados positivos

tocilizumab
Imagen ilustrativa de una jeringa con etiqueta tocilizumab
Por:

Algunos fármacos se perfilan como aliados para combatir la pandemia del COVID-19 para reducir la propagación, contagio y muerte por el virus, como es el caso del Tocilizumab.

El Tocilizumab, es un medicamento  que trata alteraciones en el sistema inmunológico y aunque aún no ha sido aprobado para su uso en pacientes infectados de COVID-19, ha arrojado resultados positivos.

Diversos estudios y ensayos clínicos alrededor del mundo han propuesto este medicamento medicamento como un antídoto efectivo para combatir la tormenta de citocinas que presentan enfermos graves de COVID-19, y que es considerada una causa importante de muerte por el virus.

Dicha tormenta de citocinas es una peligrosa reacción exagerada del sistema inmunológico donde las citocinas, moléculas que desatan una cascada de señales a las células para activar una respuesta en contra del virus y bacterias, atacan múltiples órganos, incluyendo pulmones e hígado, y eventualmente causan la muerte.

Un estudio realizado por investigadores chinos de las universidades de Zhejiang y Pekín estableció que bloquear las señales de transducción de la interleucina-6 (IL-6), un agente importante dentro de este síndrome de liberación de citocinas, podría constituir un nuevo método para el tratamiento de pacientes graves con el mal pandémico.

El Tocilizumab es un bloqueador del receptor de IL-6 (IL-6R) que puede bloquear eficazmente la vía de transducción de señales de IL-6 y, por lo tanto, es probable que se convierta en un medicamento eficaz para pacientes con COVID-19 grave, exponen los investigadores en el estudio.

"A partir del análisis del posible mecanismo de COVID-19 y datos clínicos de muestras pequeñas, Tocilizumab tiene buena eficacia. Desde un punto de vista farmacoeconómico, sugerimos que se debe utilizar en pacientes en estado crítico con IL-6 significativamente elevada", concluyen.

El 5 de marzo, China aprobó el fármaco para tratar casos graves de la enfermedad, y autorizó ensayos clínicos. Semanas después, el 23 de marzo, la Dirección de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) dio la aprobación para que la compañía farmacéutica Roche probara el medicamento en cientos de personas con infección de coronavirus.

Sin embargo, la evidencia sugiere que la respuesta positiva ante el fármaco variaría entre pacientes.

En el Centro de Cáncer Gustave Roussy, en Francia, los médicos trataron con Tocilizumab a una persona que no mostró mejoría alguna con el medicamento.

"La respuesta al patógeno, el virus, es totalmente diferente en individuos diferentes", aseguró Fabrice André, oncólogo del Centro y agregó que "las pruebas determinarán en qué pacientes funciona".

En este sentido, a pesar de no ser un fármaco aprobado para combatir la enfermedad ocasionada por el coronavirus, personal médico de México está solicitando a la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) que libere el freno aduanal del tocilizumab. 

Al respecto, el médico infectólogo mexicano Francisco Moreno Sánchez, expresó  en un videomensaje de su cuenta de Twitter: "Tocilizumab se ha convertido en un medicamento fundamental para el manejo de la tormenta de citocinas en la fase inflamatoria del #COVID2019. México necesita tener suficientes dosis de este compuesto ante el incremento de casos".

ntb