De la humilación a la felicidad

Regalan a indigente comida para perro; causa indignación en redes

Los usuarios calificaron el hecho como un acto de crueldad; después se unieron para ayudarlo de verdad y le donaron ropa, despensa y otros productos

indigente
Dan arroz con croquetas a un hombre en situación de calle y causa indignaciónFoto: Especial
Por:

Una usuaria de Facebook compartió la historia de un indigente de quien se aprovecharon de su situación para jugarle una muy mala broma que desató el enojo de los cibernautas en Internet.

A don José, un hombre mayor en situación de calle, le regalaron un plato de arroz, que contenía croquetas de perro, hecho que fue calificado por los usuarios como un acto de crueldad. Sin embargo, el anciano, todavía agradecido, se sentó frente a una casa en Chetumal para pedir un pedazo de pan y acompañar su “comida” que le habían dado.

Una joven se percató de lo que le habían hecho al indigente y decidió compartir la historia en Facebook para crear conciencia sobre los actos hacia los más necesitados.

“A mí, se me hace una verdadera falta de respeto que gente tan desagradable haga este tipo de cosas. Darle un plato con croquetas y arroz a un señor mayor de edad. Para mí es sinónimo de burla y de gente sin educación. En fin, decido subir esto, para abrir corazones y, alentar la moral”, se lee la publicación acompañada de un par de fotografías del hombre y de la “comida” que recibió.

Inmediatamente los usuarios reaccionaron y descalifican a quienes entregaron los alimentos al hombre. “Nadie debe burlarse del hambre ajena” y “Que crueldad con el pobre señor como puede haber gente que se burlen de esa manera”, fueron algunos de los comentarios que escribieron los cibernautas.

La publicación se volvió viral y varias personas trataron de redimir el daño hecho al indigente, así que decidieron ayudarlo de verdad.

Los usuarios se unieron para juntar dinero, despensa, ropa y algunos otros artículos para entregárselos a don José. Mientras que el usuario Fabián González se lo llevó a su casa para que el hombre pudiera bañarse y cambiarse.

Por su parte, Antonio Loezza agradeció a las personas el esfuerzo que hicieron para hacer las donaciones para don José. “Sabemos que la situación no es la óptima para poder estar gastando de más, pero también fueron lo suficientemente empáticos y demostraron que la sociedad Chetumaleña es única y unida”, escribió el joven en su cuenta de Facebook junto a unas fotografías en las que don José se ve feliz, tras la ayuda recibida.