Viernes 25.09.2020 - 08:20

Audio Harman Kardon de 10 bocinas

BMW Serie 1 2020, desempeño y tecnología en tamaño compacto

Es la entrada al mundo de la marca bávara; pantalla táctil de 10.2”, con navegador, conectividad sólo con Apple Carplay; máquina twin turbo de tres cilindros de 1.5 l

BMW Serie 1 2020
Iluminación LED en faros principales como calaveras.Foto: Autocosmos
Por:

Este BMW Serie 1 2020 luce realmente atractivo. Tiene líneas bien marcadas y definidas que le dan una apariencia robusta. La parte posterior cambia con respecto a otras generaciones, pues ya no es “plana” es más musculosa lo que la hace más llamativa.

Al frente, y que no es del gusto de muchos, ostenta la enorme parrilla de riñones. En la parte trasera encontramos el spoiler, escape cromado y una cubierta en acabado negro piano en la facia.

Un detalle curioso, es que este Serie 1 ahora es más ligero que la generación anterior, pues pesa 30 kg menos, gracias al uso de varios elementos de aluminio.

Trae un mismo motor para la variante de entrada como la M Sport que probamos. Ésta es con una máquina twin turbo de tres cilindros de 1.5 l, la potencia es de 140 hp y el torque es de 162 lb-pie de par.

La transmisión se encarga de transmitir energía a un sistema de tracción delantera.

Este singular hatchback bávaro cuenta con seis bolsas de aire, control de tracción y estabilidad. Ofrece frenos ABS y los neumáticos son Runflat.

Cuenta con asistente de estacionamiento, que trabaja ya sea en batería o en línea. También con asistente de reversa, que graba los últimos 50 m del recorrido, para luego controlar la dirección cuando se vaya hacia atrás.

Ofrece materiales de muy buena calidad, los plásticos, por su parte, son opacos, suaves al tacto. Tiene insertos en acabado color aluminio en consola, columna central como en puertas, de buena manufactura. En cuanto a las vestiduras de los asientos, éstas son de alcántara con tela y emplean costura en azul para contrastar.

Para el día a día trae: cargador inalámbrico, clima automático de dos zonas, tablero de instrumentos digital de 10.2”, techo panorámico, Head-up Display, cinturones de seguridad M Sport, molduras iluminadas en tablero y puertas.

Gráfico

En cuanto al sistema de infoentretenimiento, éste porta una pantalla táctil de 10.2”, con navegador, conectividad sólo con Apple Carplay (posteriormente tendrá Android Auto), cámara de reversa, control de gestos de BMW, el control iDrive, así como dispositivo de audio Harman Kardon de 10 bocinas.

Si piensas que por ser el más pequeño de la familia, este BMW Serie 1 no es rápido, estás equivocado. Al contrario, es brioso y te da una entrega de poder que te pondrá una sonrisa de oreja a oreja, esto, por supuesto, empleando el modo Sport.

Y ya que hablamos de eso, en éste te da toda la entrega de potencia como torque, alargando los cambios y explotando al máximo el cuenta revoluciones. Posee otros dos modos que es el Ecopro, que cuida el consumo, haciendo los cambios rápidos y limitando la aceleración; el último modo es el Comfort, que es un término medio entre los dos anteriores.

La respuesta de este Serie 1 te va agradar mucho y es ideal para recuperaciones de aceleración como al arrancar. Las velocidades, por su parte, se ejecutan muy rápido y exacta, al momento de operarlas en modo manual, responde igual manera. Aquí me hubiera gustado que, en vez de controlarlas, por medio de movimientos hacia arriba o hacia abajo con la palanca, se tuviera unas paletitas para que fuera más cómodo y darle ese toque deportivo como diferenciado.

La suspensión, por su parte, es rígida y si bien hace un buen trabajo estabilizando el auto en cualquier situación de manejo, sí la sentí baja y te llega a raspar en ciertos baches o topes. Pero bueno tiene que ser así, pues de lo contrario perdería su estilo deportivo.

Frena superbien, tira el ancla con sólo tocar ligeramente el pedal de freno y la dirección es precisa, ideal para situaciones de mucho tránsito siendo suave, al mismo tiempo que es rígida en momentos de mucho curveo.