• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Utiliza triple sellado de puerta y parabrisas laminado. Foto: Autocosmos

Encore es un término francés que se usa al final de un concierto, cuando un público eufórico pide que el artista interprete una canción adicional y que quiere decir algo así como “de nuevo” o “un poco más”. En México, sería el equivalente a nuestra expresión “otra, otra, otra”. En este sentido, Buick se guía por esta expresión para presentar la nueva Encore GX 2020, que, pese al nombre, no sustituye de forma directa a la Encore “a secas”; pero mientras GM toma la decisión de traer su verdadero relevo generacional, la SUV ocupará el lugar como modelo de acceso de la marca de lujo estadounidense.

Estéticamente es virtualmente idéntica al modelo que conocimos en 2019, tanto en el Salón de Shangai, como en el Salón de Los Ángeles. No es casualidad que se haya presentado en estos autoshows, ya que tanto Estados Unidos como China son los principales mercados para la marca de los tres escudos.

Su estética recuerda al Corsa de generación anterior (sobre todo en el diseño de los faros); pero de ahí en más, ya no cuenta con ningún gen alemán en sus entrañas.

La Buick Encore GX llega a posicionarse en la gama entre Encore y Envision. En el mercado mexicano está disponible en tres versiones: Convenience, Leather y Sport Touring (ST); esta última de apariencia deportiva.

Es fácilmente distinguible por contar con elementos específicos, como la parrilla high gloss, con acentos en rojo y en negro con contrastes en rojo, tono que también se encuentra en la zona inferior de la fascias. El toque oscuro se extiende a las barras en el techo, las carcasas de los espejos retrovisores (que se abaten de manera manual), así como en el difusor trasero. Los rines son de 18 pulgadas.

Al final logra alejarse de la estética conservadora de Buick para presumir una imagen más actual y agresiva.

Pero esta declaración de intenciones, no se queda sólo por fuera, sino también se traslada al interior, donde encontramos una cabina que combina los valores clásicos de la marca con toques tecnológicos de última horneada.

Entre el equipamiento destaca el sistema de infoentretenimiento, compuesto por una pantalla de 8 pulgadas que integra smartphone integration con Apple CarPlay y Android Auto, así como un cuadro de instrumentos que combina relojes clásicos con un display de 4.2 pulgadas.

Respecto al confort encontramos cargador inalámbrico para smartphone, aire acondicionado automático bizona, techo panorámico, equipo de sonido firmado por Bose (siete bocinas más subwoofer); al mismo tiempo que equipa el extendido OnStar 4G LTE con hotspot de Wi-Fi, capaz de conectar hasta 7 dispositivos.

En cuanto a seguridad, incluye ocho bolsas de aire y alertas de tráfico trasero, detección de peatones y colisión frontal, sensor de punto ciego, así como asistente de pendientes prolongada y cámara 360º en HD; esto sin olvidarse de un monitor de vida de frenos que se desplegará en el centro de información del conductor.

Compartir