Martes 24.11.2020 - 20:46

Diseño exterior familiar

EQC 2021, antes que eléctrico, es todo un Mercedes-Benz

Manejamos el primer eléctrico de la marca en las carreteras mexicanas; la batería de 80 kWh fue suficiente para ir de la CDMX a Valle de Bravo

Mercedes-Benz
Paquete de integración con Apple CarPlay y Android Auto.Foto: Autocosmos
Por:

La EQC 400 tiene dos motores, uno en cada eje, con los que es capaz de entregar 408 hp y 564 lb-pie de manera instantánea, pese a que supera las 2.5 toneladas se siente muy ágil y bien plantada, por lo que transmite confianza total para ir rápido.

En ciertas condiciones; como al acelerar a fondo o transitar por curvas, la tracción integral deja una sensación rara, me explico. Las cosas pasan demasiado rápido, y envía potencia a los neumáticos indicados con la misma velocidad con la que accionas un apagador, no hay diferenciales ni cardán y esos ajustes que hace la EQC para entregar toda la tracción, no van acorde a lo que el cerebro está acostumbrado a transferir para el motor.

Al final, el resultado es impecable, la Mercedes EQC se agarra como si tuviera uñas y puede rodar con absoluta seguridad a velocidades muy por encima de las permitidas por la ley.

Puertas adentro, es cierto que hay un diseño algo diferenciado y se utilizan algunos materiales ecológicos, pero ello no quita que la experiencia sea completamente Mercedes y creo que eso es muy bueno. Encontramos el MBUX de dos pantallas con el asistente virtual Hey Mercedes, las familiares botoneras que conoces de otros modelos y un layout.

El diseño exterior también es familiar, no hay demasiadas sorpresas y creo que, pensando en la gran base de clientes es una jugada inteligente. No habrá ansiedad por encontrar una interfaz ultramoderna y difícil de entender, ni tampoco la innecesaria eliminación de botones, para dar paso a un control mediante pantalla táctil.

Sobra decir que la experiencia a bordo es completamente premium, materiales, insonorización y calidad de marcha son impecables, como cabe esperar en una gama alta. Sorprende lo silenciosa que es, incluso a muy altas velocidades.

La batería de 80 kWh fue suficiente para ir de la CDMX a Valle de Bravo y regresar con una sola carga. Con lo cual, queda claro que puede ser el vehículo de uso diario y también de fin de semana.

Al final, lo destacable es que Mercedes no concibió un auto eléctrico, hizo de un auto eléctrico, un Mercedes.

Mercedes Benz aún no lo tenía bien definido, aunque como ya comentamos anteriormente, rondará el precio entre los 2 millones de pesos.