KIA K5 2021, la evolución del sedán llega para quedarse

El interior es atractivo y bastante sobrio; los faros son delgados y cuentan con una firma lumínica de LED

23-2
El nuevo KIA tiene la compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto.Foto: Autocosmos
Por:

El KIA K5 es la nueva apuesta de la firma coreana en el segmento de los sedanes medianos, esto entonces, significa que el Optima deja de existir.

El K5 es algo así como un último intento por parte de KIA en el segmento de los sedanes medianos. A diferencia del Optima, el estilo es mucho más arriesgado y agresivo; del lado de las prestaciones, también las credenciales están mucho más enfocadas en la deportividad.

Para esta nueva entrega, el K5 estrena plataforma que es más larga, ancha y baja, algo que se nota en las proporciones, que son bastante más agresivas y deportivas. Emplean el versátil motor de 1.6 litros turbo con 180 hp y 195 lb-pie de torque asociado a una caja automática de ocho velocidades. Mientras que el K5 GT emplea el novísimo 2.5 litros turbo de 290 hp y 311 lb-pie de par que son gestionados por una también nueva transmisión de doble clutch y ocho cambios. La tracción es al frente.

La suspensión es de geometría McPherson para el eje delantero y multilink para el trasero.

El KIA K5 luce atractivo y muy deportivo, la parrilla Tiger Nose está presente, pero es tan delgada y alargada, al grado que pasa por debajo de los grupos ópticos frontales, con lo cual, sus trazos característicos se diluyen un poco.

Los faros son delgados y cuentan con una firma lumínica de LED en forma de Z muy dramática y que definitivamente no se va a confundir con ninguna otra.

Los rines son de 19” y en el poste A, nace una moldura cromada que pasa por encima de la superficie acristalada y se va engrosando conforme baja en el poste C, para rodear por debajo de una aplicación al filo del medallón y conectarse con el otro lado del vehículo.

El toldo en color negro, con lo que en conjunción con el parabrisas y medallón que además tiene un efecto alargado gracias a una aplicación en negro brillante, hace un efecto como de una titánica superficie acristalada.

Por último, la gran protagonista en la parte trasera es la iluminación de LED que va de lado a lado, así como unas salidas de escape dobles, que fortalecen la apariencia deportiva.

Puertas adentro, cuenta con pantalla central táctil de 10.25” pegada al clúster de instrumentos.

Visualmente, el interior es atractivo y bastante más sobrio si lo comparamos con el exterior. La calidad de materiales y ensamble es muy buena, por supuesto destacan los asientos deportivos forrados en cuero con costuras rojas.