Miércoles 30.09.2020 - 14:54

Agente frustra atraco en la México-Pachuca, pero pierde su vida

Agente frustra atraco en la México-Pachuca, pero pierde su vida
Por:

En el Instituto de Formación Policial de la Procuraduría de Justicia capitalina se quedaron esperándolo. El agente antisecuestros Leonardo Mondragón estaba programado para un examen la mañana de este miércoles, pero nunca llegó.

El motivo: a kilómetros de ahí, impidió que un trío de ladrones asaltara el autobús en el que viajaba, pero en eso se le fue la vida.

Aunque frustró el robo ocurrido en la carretera México-Pachuca e incluso lesionó a uno de los delincuentes, él también fue herido y murió en el lugar.

Leonardo Mondragón Hernández tenía 10 años en las filas de la Procuraduría. Apenas el 1 de abril los cumplió. Formaba parte de la Fuerza Antisecuestros (FAS) y en enero pasado participó en la captura de un grupo de extorsionadores que aseguraban ser parte de Los Zetas.

Sus compañeros lo llamaban chilito relleno. “Le decíamos así por su complexión”, recuerda uno de ellos.

Deja dos hijos y hace poco se separó de su esposa. Precisamente esa separación lo llevó a vivir en Tizayuca, en el Estado de México. A diario iba y venía de su casa a las instalaciones de la FAS, en Azcapotzalco.

La mañana del martes terminó su turno. Sus compañeros recuerdan que antes de irse pasó a bolearse los zapatos y ahí leyó el periódico. Después se despidió de ellos… esa sería la última ocasión en que lo verían.

Este miércoles, Leonardo Mondragón debía presentarse a una serie de exámenes programados para dar continuidad a su cargo dentro de las filas de la Policía de Investigación (PDI).

[caption id="attachment_743585" align="alignnone" width="928"] Gráfico: La Razón de México[/caption]

Al final no llegó. El reporte de las autoridades establece que alrededor de las 07:30 horas, en la zona de Tizayuca, un trío de ladrones subió a un autobús que circulaba por la carretera México-Pachuca.

Fingieron ser cualquier otro pasajero, pero en el camino se levantaron y comenzaron a amenazar a los usuarios. Los insultaron, los amagaron y comenzaron a despojarlos de sus pertenencias.

Al ver esto, Mondragón se puso de pie, tomó su arma y defendió a los pasajeros. Los testigos aseguran que le dio un tiro en la cara a uno de los ladrones, pero otro sujeto le disparó a él.

Los tres delincuentes escaparon sin el botín. Pero ahí, en el interior del autobús, quedó sin vida el agente de la Policía de Investigación (PDI).

El Dato: El Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, propuso agentes encubiertos en los transportes para inhibir asaltos en CDMX.

Poco a poco la noticia se fue difundiendo entre sus compañeros policías. Horas más tarde se supo que dos de los agresores fueron detenidos. Hasta anoche, el sujeto herido continuaba prófugo.

En esa misma carretera fue baleado, hace unos años, el escolta del entonces subprocurador Renato Sales, Rafael Rubalcaba. El año pasado, ahí mismo, fue baleado el agente de la misma corporación, Gabriel Rodríguez.

A todos los atacaron en la misma situación. Ladrones estaban asaltando los autobuses en los que viajaban y al tratar de frustrar el robo, les dispararon.