Reportan 1,113 casos de 7 linajes en CDMX

Anticipa experta 9 de cada 10 contagios por variante Delta

Muestra mayor velocidad de crecimiento que las otras; Laurie Ann Ximénez-Fyvie asegura que sin una contención coherente del virus, va a haber nuevo confinamiento forzoso

Un grupo de personas protestó ayer contra las medidas sanitarias del Gobierno.
Un grupo de personas protestó ayer contra las medidas sanitarias del Gobierno.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Karla Mora

El rápido avance de la variante Delta en la Ciudad de México podría provocar que ésta llegue a cubrir más del 90 por ciento de los contagios de Covid-19 en los próximos tres meses, tal y como ha pasado en otros lugares del mundo, estimó Laurie Ann Ximénez-Fyvie, doctora en ciencias médicas con especialización en microbiología por la Universidad de Harvard.

En la capital del país, hasta el momento se han detectado mil 113 casos de variantes del Covid, de los que 606 son de la variante Delta, lo que equivale al 54.2 por ciento del total.

Del 15 de julio al 20 de julio crecieron los casos de 485 a 606, incremento de 24.9 por ciento en tan sólo cinco días, según la base de datos GISAID para la secuenciación del virus SARS-CoV-2.

La base de datos GISAID muestra que ninguna de las siete variantes que ya se registraron en la CDMX ha tenido esa velocidad de crecimiento.

Después de Delta, la variante con más contagios es Alfa, con 270, número que se ha mantenido al menos desde el 15 de julio.

La base de datos señala que el tercer linaje con mayor número de enfermos en la capital del país es Gamma, proveniente de Brasil, con 180 casos; le sigue Épsilon, con 25; Iota, 18; Lambda, 13, y Kappa, uno.

.Gráfico: La Razón de México

Al respecto, Ximénez-Fyvie explicó que es muy preocupante que, a sabiendas de que la variante Delta ya se propagaba en la CDMX y en la Zona Metropolitana -porque, a su juicio, ya tiene tiempo que empezó a suplir a la variante Alfa-, no se haya llevado a cabo ninguna medida para tratar de detenerla.

“Ahora que se tiene la renuencia a volver a confinar a la población, a cerrar actividades y toda una serie de cosas que, pues sí, efectivamente, no soportamos más confinamiento, la economía no lo soporta, la educación, la gente, las colonias no lo soportan más; pero, si el Gobierno no va a hacer otra cosa que no sea establecer una estrategia de contención epidemiológica coherente para disminuir la propagación de contagios, pues entonces va a tener que recurrir a los confinamientos a fuerzas”, comentó.

Señaló que la expansión de este virus, inevitablemente, llevará a crecimientos en hospitalizaciones y muertes que no ocurrirán de manera inmediata, igual como sucedió en otras etapas de la pandemia por Covid-19.

Para citar un ejemplo de lo que podría pasar en la CDMX, la especialista comentó que, en Sudáfrica, la variante predominante era Beta y ésta fue desplazada por Delta, al ocupar el 90 por ciento de los contagios.

Sudáfrica, al igual que la Ciudad de México, tuvo varios meses con niveles de contagios muy bajos después de su segunda oleada, lo que no impidió la propagación del coronavirus.

Lo mismo ocurre en Estados Unidos, donde se ha vacunado un porcentaje muy grande de la población, pero no lo suficiente para detener el avance de esta variante.

“En este momento, la variante más contagiosa de todas es Delta. En Ciudad de México están detectadas muchas variantes; con excepción posiblemente de Beta, hay varias que sí han estado aquí, algunas en forma predominante, otras no.

“Las que se han detectado en la población incluyen Alfa, Gamma, Delta, Épsilon; pero de todas éstas, lo que termina pasando es como un proceso de supervivencia del más apto, es decir, las variantes que son más contagiosas tienden a tomar el lugar del resto y convertirse en predominantes”, agregó.

La experta consideró que la comunicación hacia la población no es la correcta en torno al efecto de las vacunas, porque debe entenderse que la vacunación no es algo que va a surtir efecto inmediato ni significa que vaya a detener la “catástrofe que viene”.

La vacunación es un blindaje necesario, excelente y extraordinario para mediar y disminuir la pérdida de vidas en el mediano y largo plazo; pero de ninguna manera tiene un impacto inmediato en este movimiento.

“Menos del 20 por ciento de la población mexicana ha recibido el esquema completo de vacunación, esto quiere decir que la variante Delta sí evade la inmunización parcial, o sea que los que no están vacunados, lo mismo que los que tuvieron antes Covid, lo mismo que los que tienen una sola dosis de vacuna, toda esa población sigue susceptible a infectarse con la variante Delta”, aseveró Laurie Ann Ximénez-Fyvie.

Asimismo, expuso que los únicos que posiblemente tienen más protección son aquellos que ya tienen los esquemas completos de vacunación y hay que entender que la protección que contienen las vacunas es contra padecer la enfermedad severa y la muerte, más no necesariamente contra la infección.

Otro error de percepción en la población, expuso, es que, al estar vacunados, ya no necesitan tomar medidas de protección, cuando aun con la vacuna se convierten en un foco de infección para otros, porque los vacunados se pueden enfermar y padecer en forma asintomática el virus.

.Gráfico: La Razón de México