Denuncian falta de tratamiento médico adecuado

Ataques con ácido implican violencia feminicida: ONG

En siete años han habido 22 casos en el país y tres en la CDMX, aseguran activistas; piden que, al legislar sobre el tema, se tome en cuenta la perspectiva de todas las víctimas

12
La otra cara de la violencia de géneroFoto: Cuartoscuro
Por:
  • Karla Mora

Carmen Sánchez fue víctima de un ataque con ácido, cometido por su expareja en 2014 en el Estado de México. Lo invisibilizado de este tipo de violencia la llevó, junto a Ximena Canseco, a conformar una asociación que busca ser la voz de quienes han quedado desfiguradas por las sustancias que les son arrojadas en el rostro, en manos, en cuellos...

Ximena Canseco señaló, en entrevista con La Razón, que si bien no hay cifras oficiales de los ataques con ácido, la organización no gubernamental “Carmen Sánchez” lleva un conteo de 25, de los que tres ocurrieron en la ciudad.

De este universo, en cinco casos resultaron afectados hombres, como víctimas colaterales, ya que en realidad los ataques iban dirigidos contra mujeres, de ahí la importancia de que este delito sea tratado como uno de violencia de género, con total premeditación, alevosía y dolo.

“Los ataques con ácido no son casos aislados, excepcionales o raros, que quién sabe por qué ocurran, sino que hay que enmarcarlos dentro de la violencia que sufren las mujeres y son parte de ese continuo de violencias extremas que sufren.

No hay cifras oficiales de mujeres atacadas y justo es parte del esfuerzo de esta fundación: hablar de las 25 víctimas y que se muestre que la autoridad no ha investigado y no se ha puesto en contacto con ellas

Ximena Canseco, Activista

“Por eso hablamos de que los ataques con ácido son una forma específica de violencia feminicida que no sólo las daña físicamente, sino que también deja marcas permanentes a nivel emocional”, declaró.

Detalló que hay vacíos por parte del Estado para los procesos legales que sufren las víctimas, e incluso falta de capacitación en la atención a quienes sufren los ataques.

Carmen relató que donde fue atendida cuando sufrió la agresión, en el Hospital Magdalena de las Salinas, no supieron cómo tratar la quemadura.

“Llego a un hospital de traumatología, en un área que se dedican a atender pacientes con lepra, y hacen todo mal, por eso es que perdí piel de la espalda, del cuello, porque no me retiraron bien el ácido”, dijo.

En torno a la posibilidad de que el tema pueda retomarse en el Congreso de la CDMX, consideró que, para legislar al respecto, se debe tomar la perspectiva de todas las víctimas y no sólo en un caso. Cuando se hizo la reforma al Código Penal de la capital, en 2019, se consideraron tres de 25 ataques para formular la propuesta, lo que deja fuera conceptos que deben incluirse. Escuchar las voces de las víctimas permitirá darles justicia a las próximas víctimas, dijeron.

Las activistas insistieron en que los ataques con ácido deben ser tratados como violencia feminicida. “Actualmente podría decirse que son pocos casos, pero así comenzaron países como Colombia, que actualmente ya tienen cerca de 100 ataques por año desde 2010”, comentaron.

  • El dato: La edad promedio de las víctimas de este tipo de agresiones es de entre 20 y 30 años y, en la mayoría de los casos, los atacantes son sus parejas o exparejas.
Gráfico