El funcionario reconoce la posibilidad de rebrote, aunque de menor impacto

Clark: no preocupa que haya en CDMX mayor movilidad

El director de Gobierno Digital afirma que aplicación de pruebas y vacunas iban encaminadas a reapertura

El director general de Gobierno Digital de la ADIP, en entrevista con La Razón.
El director general de Gobierno Digital de la ADIP, en entrevista con La Razón.Foto: Eduardo Cabrera / La Razón
Por:
  • Frida Sánchez

El aumento de la movilidad en la Ciudad de México, a seis semanas consecutivas de mantenerse en verde en el semáforo epidemiológico, no es “preocupante” para las autoridades capitalinas.

Por el contrario, se trata de un hecho “natural”, luego de más de 18 meses de encierro y suspensión de actividades, ahora que la capital del país presenta mínimos históricos en casos de Covid-19, acentuó Eduardo Clark, director general de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP).

No obstante, esto no significa que se pueda regresar a la vida que existía antes de la pandemia, reconoció el funcionario, en entrevista con La Razón.

Pidió “paciencia” ante el avance de la vacunación contra el Covid-19, en aquellos sectores de la población donde aún no se tiene certeza de la fecha de aplicación, como menores de edad o refuerzos de la vacuna para quienes la recibieron hace ya casi un año, pues aseguró que se trata de un “proceso normativo” por el que pasan todas las vacunas.

Clark García Dobarganes resaltó que todas las acciones que se llevaron a cabo en los últimos meses, como la aplicación de pruebas y, sobre todo, la vacunación contra el virus, que permitió que más del 95 por ciento de las personas ya tengan el esquema completo, tuvieron el fin, precisamente, de recuperar la mayor cantidad de actividades posibles.

“No es algo que nos sorprenda, no es algo que nos preocupe, porque todo el punto de vacunar, todo el punto de indicar muchas estrategias para generar pruebas, para generar conocimiento del Covid-19, eran precisamente para poder llegar a un punto en el que pudiéramos regresar al mayor número posible de actividades económicas, sociales (y) recreativas activadas, que es lo que vemos el día de hoy, y, afortunadamente, si bien el Covid no ha desaparecido, la ciudad está recuperando mucho de la vida que tenía y que había estado hibernando, y por eso no nos preocupa, como algunas personas piensan, que haya más movilidad; lo vemos natural”, expresó.

En su oficina en las instalaciones de la ADIP, Eduardo Clark explicó que, aunque el objetivo de la vacunación era permitir la reapertura de las actividades, esto no significa “que ya todo está olvidado” ni que se pueda regresar “exactamente” a la vida que los capitalinos tenían antes de la crisis sanitaria, pues recordó que la posibilidad de que exista un repunte, aún existe.

“Ese es todo el punto de la vacunación; llegar a una cobertura tan alta es, precisamente, permitir que aun en medio de una pandemia global, como lo han hecho otras ciudades del mundo, podamos regresar a las actividades. No significa que todo esté olvidado ya, no significa que la vida que teníamos previo al Covid podamos regresar exactamente a ella. (...) Es importante que la gente tenga presente, que hoy (que) estamos a la baja, no garantiza que sigamos a la baja siempre; puede venir algún rebrote, (pero) creemos que si hay uno, sería mucho menos dañino y perjudicial que en épocas anteriores, debido a la vacunación, pero esto se tiene que monitorear día con día”, comentó.

PIDE PACIENCIA. Tras ser cuestionado acerca de la posibilidad de una tercera dosis o un refuerzo de la vacuna para aquellos que recibieron el biológico hace ya casi un año, en diciembre del 2020 —principalmente, personal de Salud—, Clark García Dobarganes recordó que la Ciudad de México, al igual que las otras 31 entidades del país, deben alinearse con los tiempos y estrategia del Gobierno federal.

Sin embargo, aseguró que, aunque aún no haya certeza sobre el momento en se podría aplicar esta dosis, no significa que no vaya a ocurrir, sino que se trata de un proceso “normativo” por el que pasan todos los países con cualquier vacuna nueva.

Destacó que ha sido “dañino” e incluso ha generado “preocupación” para la población, la creencia de que si algo ocurre en Estados Unidos o en algún otro país, pero aún no pasa en México, se piense que entonces “nunca pasará” aquí.

“Que hoy no estemos vacunando, por ejemplo, a menores de edad, no significa que no se van a vacunar; el mejor ejemplo posible es que justo se acaba de aprobar y hoy (19 de noviembre) inició el registro de los niños de 15 a 17 años, cuando muchas personas decían: ‘no, es que en México no van a vacunar’.

“Lo que hay que tener siempre es un poquito de paciencia, porque el que hoy no estemos implementando algunas de las cosas, que pueden ser terceras dosis, a menores de edad, no significa que (no) va a ocurrir. Lo único que significa es que está pasando por el proceso normativo.

“Que llegue la evidencia científica, se evalúe en las autoridades correspondientes y se emitan los lineamientos; y todas y cada una de las veces que hemos visto esto, ha terminado siendo adoptado por nuestro país; primero los jóvenes con comorbilidades, ahora los de 15 a 17; y estoy seguro que la evidencia internacional va a seguir permeando a México y cambiando la política nacional de vacunación, para refuerzos, para otros grupos de edad, pero tenemos que entender que cualquier vacuna pasa por un proceso de aprobación sanitaria”, comentó el funcionario capitalino, experto en el comportamiento de la pandemia.