Se deben tomar medidas preventivas, dicen especialistas

Llaman a estar alertas por viruela símica en la CDMX

Se requiere de un “vigoroso programa” de control, señala el epidemiólogo Malaquías López; aunque hay pocos casos algunos sí son graves, sostiene Carlos Alberto Pantoja

Integrantes de la comunidad lésbico-gay exigieron vacunas y evitar estigmatización, en la sede de la Ssa de la capital, el pasado martes.
Integrantes de la comunidad lésbico-gay exigieron vacunas y evitar estigmatización, en la sede de la Ssa de la capital, el pasado martes.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Frida Sánchez

Especialistas en salud coincidieron en que autoridades y ciudadanos deben estar “en alerta” para evitar la propagación de la viruela del mono en la Ciudad de México, luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró emergencia sanitaria.

Malaquias López Cervantes, epidemiólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó a La Razón que se requiere de un “vigoroso programa” por parte de las autoridades de salud capitalinas, de tal forma que se pueda mantener una vigilancia estricta para la detección y el tratamiento en las personas que padezcan la enfermedad.

“Es importante que se identifiquen los casos, que se les ponga en aislamiento y se haga lo mismo con sus contactos, porque de ahí es de donde pueden surgir nuevos casos, que yo creo que eso requiere de un vigoroso programa operado por los servicios públicos”, dijo.

El especialista resaltó que sería “conveniente” poner un mecanismo de detección en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, para identificar a las personas contagiadas que lleguen a la capital y ponerlas en aislamiento.

López Cervantes indicó que todo indica que los positivos que se han presentado en la capital —31, de acuerdo con la Sedesa— llegaron desde el extranjero. Sin embargo, advirtió que son los “contactos frecuentes entre personas, sobre todo de hombres que practican sexo con hombres, lo que ha hecho que se multiplique el número de casos en la Ciudad de México”.

Ante esto, destacó que es importante que la ciudadanía esté alerta porque eso es lo que puede evitar que avance la diseminación del virus, y sobre todo, advirtió, porque no se tiene garantía de que “en el futuro el virus no tenga algún cambio” que lo vuelva transmisible no sólo por contacto directo, sino a través, por ejemplo, del aire.

Es importante que se identifiquen los casos; que se les ponga en aislamiento y se haga lo mismo con sus contactos, porque de ahí es de donde pueden surgir nuevos casos

Malaquías López Cervantes, Epidemiólogo de la UNAM

El especialista recordó que no se trata de un virus nuevo, pues tiene más de 50 años desde la primera vez que se encontró un caso en humanos en países de África Central. Sin embargo, aseguró que no se le había hecho “mucho caso”, sino hasta este año, cuando una variante se comenzó a propagar por Europa y América.

Por separado, el epidemiólogo Carlos Alberto Pantoja Meléndez coincidió en que tanto ciudadanos como autoridades deben estar “alerta” respeto a este virus, al ser un problema de salud con transmisión local que tiene variaciones respecto a la viruela símica que se conocía antes, además de que, aunque pocos, sí ha habido casos graves e incluso defunciones.

“En este momento determinar un nivel de riesgo todavía es un poco difícil, pero es un riesgo verdadero, ¿a qué me refiero?, a que la posibilidad de que la gente sea alcanzada en la transmisión es cierta”, comentó el también catedrático de la UNAM.

El especialista indicó que una de las cosas “más peligrosas” que se están viendo con esta enfermedad, es que aún no hay una respuesta clara sobre su transmisión, pues si bien se ha descrito la presencia de lesiones importantes en zonas geniales, aún está en revisión este aspecto.

Para Carlos Alberto Pantoja es importante que se evite la estigmatización en cuanto a esta enfermedad, por ello, apuntó: “quienes están teniendo relaciones sexuales con una persona enferma, tienen muchísimo mayor riesgo de infección porque simplemente están en el contacto máximo. Es el contacto más íntimo, en mucosas, donde es más factible el contagio”, alertó.

El pasado lunes, la secretaria de Salud del Gobierno capitalino, Oliva López, afirmó que las autoridades están pendientes del desarrollo del virus, que se comporta de manera distinta a como lo hacía antes.