Sólo considera un factor, los casos

Covid-19 en CDMX: Gatell insiste en alza; nada indica eso, ataja Sheinbaum

Subsecretario de Salud pide tener cuidado porque puede ser difícil un control epidémico por la densidad de la población; la Jefa de Gobierno de la ciudad rechaza que haya evidencias de alerta; destaca baja de positividad y de hospitalizaciones

14-1
Una joven de la alcaldía Cuauhtémoc se somete a una prueba Covid en un macrokiosco de salud, ayer.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Karla Mora

No ha habido repunte (de Covid-19) en la ciudad hasta ahora, no hay nada que nos pueda indicar eso”, respondió ayer la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum al señalamiento que hizo el zar de la pandemia en México, Hugo López-Gatell, quien desde el lunes afirmó que, junto a otras nueve entidades, la CDMX está en peligro de una tercera ola de contagios.

Lo que sí aumentó, explicó la mandataria capitalina, es el número de pruebas, en las que, por cierto, la positividad (porcentaje de casos positivos por cada 100 pruebas) cayó a 8 por ciento, ya debajo del margen de 10 que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera como señal del buen control de la crisis sanitaria.

“Ayer justo hablaba con el subsecretario Hugo López-Gatell, para explicarle que en la Ciudad de México habíamos aumentado el número de pruebas, y que con ello aumentaba el número absoluto, pero que no había indicadores en términos de ingresos y hospitalizaciones”, agregó la Jefa de Gobierno, quien desplegó una serie de argumentos sustentados en cifras oficiales que descartan que, al menos por el momento, no hay indicios de la temida tercera oleada de la pandemia.

“Siguen disminuyendo las hospitalizaciones, estamos ya por debajo del número de camas ocupadas que tuvimos en octubre, la menor hospitalización desde el inicio de la pandemia”, declaró.

Sheinbaum también recordó que la estrategia adoptada por su administración para contener la pandemia fue fundamental para que la crisis sanitaria esté bajo control en la capital.

“Creemos que este llamado que hicimos (a la ciudadanía) a hacerse las pruebas, atenderse y todo esto que tenemos de atención con el kit médico, el apoyo domiciliario, el apoyo médico y también la prehospitalización, los triages, etcétera, nos apoyan para que no haya aumentado más (la crisis)”.

El pasado 19 de abril, José Luis Alomía, director de Epidemiología del Gobierno de México, uno de los funcionarios que colabora con el subsecretario Hugo López-Gatell, manifestó su preocupación por el aumento de casos de Covid en 10 entidades, incluida la Ciudad de México.

Gráfico

López-Gatell, dijo que “cuando nos referíamos antes de Semana Santa al riesgo de una tercera ola, nos referíamos a esta situación, en que después de 11 semanas en que la epidemia bajó, bajó, bajó… con menos casos, menos hospitalizaciones, menos personas enfermas, hoy vemos que en estas 10 entidades federativas ha cambiado la situación”.

También señaló que “todavía no es muy importante el cambio, en términos de la cantidad de personas que están enfermando, pero ciertamente en vez de reducirse, está aumentando, y ésa es la advertencia que queremos hacer”.

Ayer, en la conferencia matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador, López-Gatell precisó que en la CDMX “tenemos una situación mixta, habían subido las hospitalizaciones en los últimos tres días; sin embargo, llevamos ya dos días en donde bajaron, pero de todos modos hay que tener especial cuidado, sobre todo porque es la zona más densamente poblada del país y eso hace que a veces el control epidémico sea un poquito más difícil”.

No es la primera vez que hay una discordancia entre el Gobierno local y el federal en torno a la contingencia. Hace un año, en abril de 2020, López-Gatell Ramírez afirmó que el uso de cubrebocas no garantizaba una protección útil contra el SARS-CoV2; en junio, el Gobierno de la CDMX anunció, con base en demostraciones científicas, que el recubrimiento facial era clave para prevenir contagios.

En julio, el subsecretario sugirió que, por las condiciones de contagios, la capital debía regresar a semáforo rojo; sin embargo, la administración local optó por mantener el naranja varias semanas más.

En diciembre pasado, la Jefa de Gobierno aseguró que su administración estaba comprometida con la transparencia en torno a la pandemia, al grado que en CDMX “se publican más datos que los que revela el Gobierno federal”.

Ya este año, en los primeros días de enero, ante la polémica sobre las vacaciones que tomó López-Gatell en Huatulco, la Jefa de Gobierno señaló que “no es momento de descansar” cuando el país y la capital padecían de la segunda ola de contagios. En ese momento, Sheinbaum dijo que los funcionarios debían estar concentrados en la respuesta a la crisis.