Durante el gobierno de Marcelo Ebrard

Tercer informe de DNV apunta a Proyecto Metro

Debido a que al ser creado se le otorgó autonomía administrativa, técnica y financiera para que se encargara de todo el proceso de construcción

Colapso de Línea 12 del Metro.
Colapso de Línea 12 del Metro.Foto: Especial.
Por:
  • Frida Sánchez

De acuerdo con el tercer y último informe que presentó la empresa DNV, sobre el colapso de la Línea 12 del Metro, el organismo público denominado Proyecto Metro fue el principal responsable de su planeación y construcción.

Lo anterior, debido a que al ser creado, durante el gobierno de Marcelo Ebrard, se le otorgó autonomía administrativa, técnica y financiera para que se encargara de todo el proceso de construcción de la obra, incluidas las licitaciones correspondientes.

De acuerdo con ese documento, Proyecto Metro estaba a cargo de diversas funciones cuando se construyó la Línea 12, entre las que destacan la planeación, programación, presupuestación y ejecución de los proyectos estratégicos de la obra.

También tuvo a su cargo la realización de los estudios y actividades de investigación —en coordinación con el Sistema de Transporte Colectivo (STC)— para la ejecución de proyectos, actividades de construcción e implementación de equipo.

Entre sus atribuciones, Proyecto Metro —encabezado por Enrique Horcasitas— tuvo a su cargo el desarrollo de proyectos de ingeniería “detallada” para la ampliación del medio de transporte, la adjudicación de proyectos, ejecución de contratos y adquisiciones para las construcciones o ampliaciones que se hicieran, además de la supervisión de las ampliaciones, y la realización de pruebas y verificaciones previo a poner en marcha el servicio.

Las obras de la Línea Dorada comenzaron en 2009, bajo la conducción de Proyecto Metro, creado entonces como organismo desconcentrado de la administración del entonces Distrito Federal con autonomía plena.

La obra se concluyó e inauguró en el 2012, antes de que terminara el sexenio de Ebrard, y dos años más tarde, ya dentro de la siguiente administración, Horcasitas fue destituido del organismo cuando se le responsabilizó por las fallas que empezó a presentar el nuevo medio de transporte.

Poco después del cese de Horcasitas, el nuevo jefe de Gobierno, Miguel Angel Mancera, ordenó la extinción de Proyecto Metro, lo cual se concretó hasta que se resolvieron los asuntos en trámite.