Demandan mejor calidad antes de un aumento de tarifa

Urgen a bajar delitos en transporte urbano

Encuestados señalan robos, inseguridad vial, violencia contra mujeres usuarias y falta de capacitación de operadores; choferes paralizan vialidades clave de la ciudad

Concensionarios de autobuses y vagonetas se manifiestan ayer, en CDMX.
Concensionarios de autobuses y vagonetas se manifiestan ayer, en CDMX.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Karla Mora

Los hechos delictivos, la seguridad vial, la violencia contra usuarias, calidad y mantenimiento de unidades, capacitación de operadores y el tiempo de traslados son las fallas que más preocupan a usuarios en la red de movilidad urbana de la Ciudad de México, así lo señala el Diagnóstico Colaborativo del Programa Integral de Movilidad de la CDMX 2020-2024.

En medio de las demandas y manifestaciones por parte de concesionarios del transporte público, quienes solicitan un aumento de dos pesos a la tarifa mínima, el diagnóstico revela que el precio del pasaje no es una de las principales preocupaciones de las y los capitalinos, ya que este tópico está en la posición 13 de 14 criterios a considerar sobre las condiciones de la movilidad colectiva.

El problema número uno, señalado por 11.5 por ciento de mujeres y 12 por ciento de hombres encuestados, es la incidencia delictiva. Según información oficial, el robo a transporte público colectivo tuvo una disminución de 47.55 por ciento de enero de 2020 a enero de 2021; los casos denunciados de este crimen se han mantenido en un promedio mensual de 273.57 desde julio de 2020, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo.

Ya en enero de 2021 se reportaron 257 robos de esta modalidad, que se traducen en 8.2 diarios al transporte colectivo en promedio, en la capital.

Ayer, un grupo de transportistas realizó bloqueos en al menos 10 puntos de la ciudad, entre éstos la calzada Zaragoza, Tláhuac y Periférico, y los paraderos de Indios Verdes y Tasqueña, para exigir un aumento de dos pesos en la tarifa mínima del pasaje, una medida aún no considerada por las autoridades.

Aunque al mediodía de ayer los bloqueos ya estaban levantados, en virtud de que los inconformes volvieron a la mesa de diálogo con el Gobierno, la Secretaría de Movilidad de la CDMX dejó clara la postura de las autoridades de sí atender algunas demandas del sector en materia financiera, de regularización, seguridad vial y tecnologías de supervisión, pero no de las tarifas, pues esto golpearía a las familias que menos tienen.

Andrés Lajous, titular de la dependencia, comentó que nunca se ha cerrado la puerta del diálogo y a pesar de ello, los concesionarios del Frente Amplio de Transportistas decidieron realizar los bloqueos de ayer. En ese sentido, refirió que las mesas con los quejosos continuarán la próxima semana.

El funcionario indicó que el apoyo al sector ha sido consistente y, aunque saben que hay preocupaciones adicionales, el Gobierno de la CDMX revisa los aspectos técnicos de la provisión del servicio, para darles seguimiento.

El compromiso de la Semovi, dijo, tiene que ver con la mejora del servicio, sustitución de unidades y profesionalización de los conductores.

.Gráfico: La Razón de México