Sábado 17.04.2021 - 07:16

Gobierno estudia más reactivaciones, como la de restauranteros

Ante la urgencia económica, CDMX relaja semáforo rojo

A diferencia del primer pico, en mayo de 2020, en el escenario actual se amplía la lista de negocios esenciales; bares y antros alzan la mano para integrarse al retorno

12-1
Banquetas y arroyo vehicular ya forman parte de la extensión de restaurantes para poder brindar servicio bajo el semáforo rojo.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Karla Mora

Adiferencia del semáforo rojo que se activó por primera vez el 29 de mayo de 2020 en la CDMX, ahora, en medio de la segunda alerta máxima decretada por Covid-19 —por cierto más intensa que la anterior— la CDMX ha optado por ser más flexible a la hora de autorizar la reapertura de ciertos giros económicos, en medio también de una urgencia económica.

De acuerdo con los lineamientos del semáforo epidemiológico rojo vigente, si bien la CDMX mantiene el mismo rigor en las medidas para evitar más contagios y hospitalizaciones, hay más de 40 actividades económicas consideradas esenciales y que cuentan con autorización para operar.

Además, el Gobierno capitalino no descarta más reactivaciones, aunque con ciertas limitaciones, como ocurrió recientemente con los restaurantes, que lograron reabrir aún bajo el pico más crítico de la contingencia sanitaria.

El semáforo rojo del 29 de mayo indicaba que las actividades esenciales eran las relacionadas con seis rubros. El primero abarcó al servicio médico; el segundo, las involucradas con la seguridad ciudadana y la procuración e impartición de justicia; el tercero, los sectores fundamentales de la economía (financieros, notariales, el de recaudación tributaria, distribución y venta de energéticos, gasolineras y gas, agua potable, entre otras).

Gráfico

El cuarto estaba relacionado con la operación del Gobierno capitalino en materia de recaudación de impuestos y programas sociales; el quinto, con la conservación, mantenimiento y reparación de la infraestructura crítica que asegura la producción y distribución de los servicios indispensables, y el sexto, la construcción, minería, fabricación de equipo de transporte, manufactura, los servicios funerarios y venta de bicicletas, por mencionar algunos.

Para el semáforo rojo actual, además de incluir a las actividades señaladas el pasado 29 de mayo, la CDMX concedió la reapertura a los negocios de barrio, que en una primera oleada de la enfermedad no operaron. Son más de 40 tipos de establecimientos implicados.

También, desde el pasado 18 de enero se permite la operación de establecimientos cuyo giro principal sea el de alimentos preparados (fondas, taquerías, torterías…), aunque sólo en espacios abiertos o al aire libre. Hasta ayer, la Secretaría de Desarrollo Económico registró la reapertura de 11 mil 813 restaurantes de un padrón de 19 mil 845.

Una representación de los textiles tradicionales de Oaxaca se incorporaron, a partir de ayer, a la imagen de la Plaza de la Constitución, el corazón de la CDMX, como parte de la primera etapa del rescate de espacios peatonales en el Centro Histórico.Foto: Especial

En el mismo tenor, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dejó abierta la puerta para negociar con encargados de otros establecimientos que no han podido abrir por la pandemia; aunque sí descartó que haya permisos para negocios en espacios cerrados.

Uno de los sectores con los que, dijo, su administración mantiene el diálogo abierto es con el de bares y antros, con quienes se analiza el regreso del plan Reabre, que funcionó sólo durante el semáforo naranja y con el que pudieron operar con un cambio temporal de giro a restaurantes.

“Lo estamos revisando con ellos, está ahí el equipo de trabajo, no quiero adelantar nada; como saben, el (próximo) viernes anunciaríamos si es que se abre alguna otra actividad y depende mucho también de la evolución de la pandemia”, sostuvo Sheinbaum, ayer.

Gráfico

PANDEMIA SIGUE ESTANCADA EN LO ALTO

Esta semana hubo una reducción “modesta” en la cifra de hospitalizaciones en la CDMX, según el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell; no obstante, Sheinbaum precisó que se debe evaluar con otra perspectiva, ya que en la evolución semana contra semana, la tendencia al alza se mantiene.

Además, dijo, debe tomarse en cuenta que la CDMX trabaja en la ampliación hospitalaria, lo que podría reflejarse en la reducción de la ocupación de camas. “Hay que evaluar la semana completa para poder dar una orientación general de lo que ocurre. A veces, los hospitales no tienen suficiente personal para reportar lo que ocurrió, particularmente los fines de semana, y se hacen los ajustes de lunes y martes”, expuso.

La Jefa de Gobierno recordó que siguen abiertos los Módulos de Atención Primaria en los Centros de Salud y en las clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y kioscos de salud para hacerse la prueba Covid.

Cuestionada sobre las vacunas que corresponden a la CDMX del embarque de la farmacéutica británica Pfizer-BioNTech, la funcionaria señaló que serán 38 mil dosis de las que 5 mil 200 estarán destinadas al personal de hospitales privados y el resto a la segunda dosis de trabajadores que ya recibieron la primera.

De acuerdo con el semáforo epidemiológico, al cierre de ayer, la CDMX tiene una saturación hospitalaria de 90 por ciento. Del 17 al 18 de enero hubo una ligera reducción de ocupación de camas, al pasar de 7 mil 223 a 7 mil 180.