Miércoles 27.01.2021 - 18:56

Se restablecen, “a ciegas”, las Líneas 4, 5 y 6

Metro reinicia traslados con operación rudimentaria

Regulan trenes de las líneas 4, 5 y 6 vía radio, sin contacto visual, reconoce directora del STC; estiman reincorporar la línea 1 a fines de enero, la 2 y 3, en forma escalonada; ahora descarrila tren en La Paz; trabajadores acusan falta de mantenimiento; por cuarto día, usuarios padecen insuficiencia de autobuses y largas filas

14-1
Usuarios, ayer en el paradero de Indios Verdes, al abordar las unidades de apoyo.Foto: Cuartoscuro
Por:

A pesar de que ayer se restableció el servicio de las Líneas 4, 5 y 6 del Metro, capitalinos vivieron ayer un cuarto día caótico para trasladarse a sus destinos, pues tenían que esperar entre siete y nueve minutos para abordar un tren. En las rutas de las Líneas 1, 2 y 3, que siguen suspendidas, persistieron las aglomeraciones y las largas filas para subir a un autobús.

El servicio en las líneas que reanudaron operaciones, tras el incendio en la subestación Buen Tono, el pasado 9 de enero, fue a cuentagotas por cuestiones de seguridad y la falta de Puerto de Central de Control (PCC), lo cual generó que hubiera menos trenes y que los encargados vigilaran la operación de éstos con radios, de persona a persona y anotando datos en papel, “a ciegas”.

El servicio emergente de autobuses en las rutas que recorren las líneas 4, 5 y 6 se mantuvo, por lo que se registraron menos usuarios. En cambio, en los trayectos para la 1, 2 y 3, los puntos de mayor afluencia continuaron en Pantitlán, Zaragoza, San Lázaro, Tacubaya, Cuatro Caminos, Hidalgo, Politécnico, Universidad, Indios Verdes, Centro Médico y Zapata, detalló Andrés Lajous, titular de la Secretaría de Movilidad (Semovi) local.

Por la suspensión de servicio en el Metro, el sistema de Metrobús ha generado 300 mil viajes extra y el Servicio de Transportes Eléctricos, 55 mil más, abundó el funcionario, ayer.

LENTA REANUDACIÓN

 Los capitalinos tendrán que esperar hasta cinco semanas para contar con el servicio completo en todas las líneas afectadas por el incendio, pues a partir del 25 de enero se restablecerá la 1; el primero de febrero, la 2; y el 2 de ese mismo mes, la 3.

A diferencia de lo declarado por el titular del sindicato del Metro, Fernando Espino, quien afirmó que podrían pasar cinco meses para operar de nuevo, Florencia Serranía, directora del STC, anunció que, a partir de la última semana de enero, habrá trenes con servicio a usuarios; aunque no será en la capacidad habitual, pues serán menos y, por lo tanto, los intervalos de espera serán mayores. Cada línea reanudará su servicio con 10 trenes, mientras se logra la estabilización.

Gráfico

En videoconferencia, la funcionaria explicó que las líneas referidas tardarán más en restablecerse porque la subestación incendiada era la que alimentaba directamente la tracción y el alumbrado de éstas. En tanto, las 4, 5 y 6 dependen de una alimentación por parte de la Comisión Federal de Electricidad, lo que permitió que ayer reanudaran.

Detalló que hubo importantes afectaciones en el Puesto Central de Control, conocido como el cerebro del Metro, porque aloja toda la operación de las líneas 1 a la 6. Las partes afectadas fueron el mando centralizado y seguridad de operación punta a punta, en el puesto de control de carga, en el sistema de tráfico, en la radio telefonía Tetra, en el centro de vigilancia, telefonía automática y directa, así como en permanencias de mantenimiento.

Por la falta del PCC, en las Líneas 4, 5 y 6 se recurrió a un control básico local, por pilotaje automático, con un número de trenes reducido, de manera que el intervalo de paso entre cada convoy fuera amplio y así se garantizaran las condiciones de seguridad para usuarios.

La operación se hace vía voz, es decir que no se puede ver la ruta de los trenes, sino que se rastrea su ubicación por comunicación de persona a persona, con personal del puesto central de mando.

Para las Líneas 1, 2 y 3 se implementará el que Florencia Serranía llamó el modo más seguro de operación, con pocos trenes y mediante un sistema de telemetría para visualizar la línea sin el PCC.

El sistema de telemetría está instalado en 20 trenes de la Línea 1 y gracias a ello se puede saber con detalle el tipo de conducción de la unidad; por ejemplo, si tiene alguna puerta abierta o si el tren se encuentra en frenado o en marcha.

“Es un sistema que soporta el control de los trenes siempre y cuando tenga una visualización y, en estos ocho días, lo que haremos será en tiempo real, para que podamos operar con seguridad la Línea 1”, detalló Serranía.

La funcionaria puntualizó que se realizarán acciones necesarias con relación al suministro de energía, así como la creación de un protocolo de servicio seguro, con comunicación Tetra, que permite por voz conocer la ubicación de trenes y la instalación de un sistema provisional de atención de averías e incidentes.

El servicio se vio afectado por varios minutos; trabajadores achacaron el problema a la falta de mantenimiento.Foto: Especial

Por si faltaba algo, se descarrila convoy en Línea A

A menos de una semana del incendio en la subestación Buen Tono, un tren de la Línea A del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), que corre de Pantitlán a Los Reyes La Paz, sufrió ayer un descarrilamiento que afectó el servicio por algunos minutos, sin embargo no se reportaron personas heridas.

Trabajadores de este medio de transporte indicaron que el incidente se registró en el cambio de vía en la estación La Paz, por lo que iba sin usuarios y no hubo mayores contratiempos.

“Esta mañana, en la zona de maniobras anexa a la estación La Paz, Línea A, al llevarse acabo el estacionamiento de un tren, éste se desvió del carril de vías. No hubo afectación alguna hacia los usuarios o al servicio y circulación de trenes”, explicó el STC, a través de un comunicado.

La dependencia agregó que ya trabajaba en el desperfecto y que se indagaba qué lo pudo provocar.

Desde hace tiempo, personal del Metro ha alertado sobre la falta de mantenimiento por parte de las autoridades, en un medio de transporte con medio siglo de antigüedad.