Advierte diputada contra violencia digital

“No nos volveremos a quedar calladas”

Alessandra Rojo de la Vega envía un mensaje a los agresores: las leyes nos protegen, no nos amedrentan; pide que empresas de redes sociales ayuden a frenar estos abusos

Alessandra Rojo de la Vega
En la imagen de archivo, la legisladora, en el Congreso local.Foto: Cuartoscuro
Por:

La facilidad con que se difunden imágenes de mujeres en redes sociales favorece la aparición de grupos de abusadores, como la llamada “hermandad del pack”; sin embargo, en la Ciudad de México hay una ventaja para las víctimas, la información y las leyes recientes las protegen, así lo consideró Alessandra Rojo de la Vega, diputada local en el Congreso capitalino.

“Para que sepan los agresores que no nos amedrentan y no nos volveremos a quedar calladas”, advirtió frente a esta situación la legisladora, en entrevista para La Razón, una de las promotoras de reformas que castigan la violencia digital en contra de las mujeres.

Este medio publicó ayer el caso de la “hermandad del pack”, un grupo en Telegram en el que varios hombres se intercambian, venden y exhiben fotos de sus novias, exnovias o de cualquier otra chica sin su consentimiento. La intención es, además de “quemarlas”, sacar provecho, pues también cobran dinero a cambio de estos contenidos.

En ese contexto, la legisladora expuso que muchos hombres visitan esos sitios por diversión u ocio, “pero hay que dejar claro que la participación en éstos puede constituirse en un delito que, en el peor de los casos, lleva a feminicidios, pues en los grupos de Telegram llegan a difundir direcciones y números de teléfono, lo que propicia a la ubicación de la posible víctima”. Además, ante el acoso y la revictimización, las mujeres pueden verse motivadas a quitarse la vida.

Hay que hacer conciencia de que cada ‘Me gusta’, cada ‘Me divierte’ a costa de los cuerpos de las mujeres nos hace partícipes de la violencia contra las mujeres, porque lo que pasa en redes sociales, lo que pasa en el mundo digital, es real

Alessandra Rojo de la Vega, Diputada en CDMX

De manera reciente, la diputada del Partido Verde Ecologista denunció a un grupo virtual de 26 mil personas que difundían miles y miles de imágenes de mujeres sin su autorización. El chat se deshizo, aunque no se sabe si fue por la acción de las autoridades o por la presión ejercida después de que fue denunciado públicamente.

Agregar en el Código Penal local al medio digital como factor en la comisión de extorsiones, amenazas, acoso y todo tipo de violencia es un paso más para castigar a los agresores con cárcel; sin embargo, estas reformas no servirán de nada si las autoridades no son capaces de llevarlas a cabo y de cuidar a las mujeres, indicó Rojo de la Vega.

“Deben de atenderlas de manera integral, tal como lo pusimos en la ley los legisladores que participamos en estas reformas y, si hubiera vacíos o algo que modificar, pues llevarlo por supuesto a cabo, impulsar las nuevas reformas”, declaró la diputada en la entrevista.

Una de las grandes problemáticas para castigar estos delitos es la falta de denuncias. La legisladora destacó la importancia de hacer una denuncia a tiempo, ante la Fiscalía General de Justicia capitalina, y de guardar toda la evidencia posible al momento de realizarla pues, en la mayoría de los casos, las mujeres pueden señalar directamente al responsable, aunque también existen casos de hackeos de cuentas y robo de imágenes desde teléfonos celulares, así como las grabaciones que se realizan en baños de centros comerciales o en la calle, sin que ellas se den cuenta.

Gráfico

La diputada lanzó un llamado para que las empresas de redes sociales se involucren más en el tema, ya que es una tarea multidisciplinaria, que implica sí la participación de las autoridades, pero también el compromiso de las grandes compañías, que no pueden ser omisas en un problema tan grave.

“Falta generar muchísima conciencia por parte de la sociedad civil, porque le puede pasar a tu mamá, a tu hermana o le puede pasar una mujer cercana a ti, hay que hacer conciencia de que cada ‘Me gusta’, cada ‘Me divierte’ a costa de los cuerpos de las mujeres nos hace partícipes de este tipo de violencia, porque lo que pasa en Internet, en las redes sociales, lo que pasa en el mundo digital es real”, alertó.

“Cada like, cada compartir es un golpe más que duele de la misma manera como si lo estuvieran dando físicamente”, concluyó Rojo de la Vega.