Cuentas Claras

Cuentas Claras
Por:

El mercado mexicano ha mantenido un comportamiento alcista en las últimas dos semanas y pese a que hemos esperado ajustes importantes, mientras los niveles actuales de tipo de cambio y la bolsa han superado ligeramente los objetivos de las corredurías.

El comportamiento alcista del mercado refleja el optimismo de los inversionistas, sin embargo es necesario que las cifras económicas, locales y de exterior, sigan mostrando la recuperación de la economía para que los mercados consoliden niveles.

En esta semana, la Reserva Federal decidirá sobre el rumbo de su política monetaria y esperamos que mantenga sin cambios el actual nivel de tasa de referencia, de entre cero y 0.25%, aunque deberemos de atender si en el comunicado se hace alguna observación sobre presiones inflacionarias, lo cual estaría alertando a un posible incremento en tasas en el corto plazo.

El gobierno de Estados Unidos también dará a conocer la inflación de julio y el índice tendencia del empleo. Si éste es coherente con el último dato de tasa de desempleo, que se presentó el viernes -con una caída mucho menor de lo esperada- el mercado podrá seguir con su tendencia alcista.

Respecto a datos nacionales, hoy conoceremos la balanza comercial de junio y mañana la inversión fija bruta, indicadores que tienen una alta correlación con la actividad estadounidense. Será fundamental para el mercado que estos datos muestren mejoría, de lo contrario veremos alguna indicio de cautela en la operación.

El tipo de cambio ha mostrado estabilidad, de hecho el viernes registró su mejor nivel en nueve meses al ubicarse en 12.9570 pesos por dólar, sin embargo este puede subir en cualquier momento por una fuerte demanda de dólares por compras de oportunidad y por la cercanía del inicio de clases que estacionalmente eleva la inflación, la cual repercute en la tasa de cambio.

No obstante, la inflación sigue descendiendo; el viernes el Banco de México dio a conocer que el incremento en precios pasó de 5.74% en junio a 5.44% en julio a tasa anual, y se espera que continúe mostrando una tendencia descendente en lo que resta del año. Si la inflación se mantiene por arriba del rango pronosticado, es probable que el banco central modifique su postura monetaria y empiece a subir su tasa de interés.

La previsión para esta semana sobre el tipo de cambio es que continúe alrededor de 13 pesos, y poco a poco los inversionistas irán evaluando la reactivación de la economía junto a los posibles efectos de déficit público.

Además, en septiembre el Banco de México puede cambiar el monto de subastas diarias de dólares, que podrá provocar una demanda por coberturas anticipad.

Una mayor demanda de pesos se refleja en las perspectivas positivas sobre el mercado accionario. En la semana que finalizó, el Indice de Precios y Cotizaciones subió 4.20% y en lo que va del año acumula ganancias de 25.91 por ciento. Actualmente se ubica en 28,179.55 unidades y es necesario que se presenten algunas posiciones correctivas que consoliden niveles para que la bolsa pueda seguir avanzando.

Para que esto suceda, los participantes bursátiles estarán atentos la tendencia de tasas de interés, y naturalmente a las expectativas de actividad económica. Finalmente, según estimaciones de Scotiabank, las tasas de interés de largo plazo podrían bajar entre 10 y 15 puntos base en la semana, mientras que los rendimientos de los Certificados de la Tesorería se mantendrán estables.

irasema.andres@3.80.3.65

asc