La Asamblea del PRI (III)

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • raudel_avila

El 4 de enero de 1884 se estableció la Sociedad Fabiana considerada el primer think tank del mundo. La sociedad eventualmente sería uno de los organismos fundadores del Partido Laborista del Reino Unido. Por ahí pasaron los Premios Nobel de Literatura George Bernard Shaw y Bertrand Russell, también uno de los grandes novelistas de la ciencia ficción, H.G. Wells.

La Sociedad Fabiana tuvo una producción intelectual tan importante que fundó la London School of Economics, mejor conocida en el mundo como LSE.

En la actualidad, el PRI no le da el valor que se merece al pensamiento. Fundación Colosio debe reorganizarse para convertirse en un referente de la vida cultural mexicana. Un organismo que comunique al partido con artistas, escritores, poetas, músicos, científicos, economistas, politólogos, historiadores y todas las figuras intelectuales. Sería conveniente que tuviera una revista realmente atractiva de reconocimiento nacional con traducciones de autores de renombre internacional y donde las plumas más distinguidas del país quisieran publicar. Una publicación cuyos textos resultaran atractivos no solamente para la militancia, sino consulta obligada para los interesados en política mexicana.

Fundación Colosio requiere erigirse en centro de estudios de los problemas mexicanos. No solamente espacio de análisis, sino plataforma de propuestas concretas y asequibles a todos los candidatos del partido. Investigaciones de corto, mediano y largo plazo que le permitan colocarse al nivel de CIDAC, COMEXI o IMCO. Hay académicos jóvenes que estarían dispuestos a participar en proyectos semejantes. Esas funciones están en el papel, pero todos sabemos que no se cumplen. Hay que complementarlas con un presupuesto acorde a su aspiración.

Fundación Colosio no debe ocuparse únicamente de políticas públicas.

Debería ser también uno de los vehículos de redefinición ideológica del partido. ¿Cuál debe ser la relación de un partido político con su militancia y con la sociedad en el siglo XXI? Es una pregunta que podría responder la fundación. La globalización nos ha llevado a un proceso de desinstitucionalización y fragmentación política muy marcado. Los partidos políticos en la actualidad ya no gozan del monopolio de representación que antes tuvieron. Un ciudadano en la actualidad tiene varias alternativas distintas para participar políticamente y manifestar sus demandas. Frente a las nuevas generaciones, los partidos políticos compiten como alternativa de representación contra las ONG internacionales, como Greenpeace, movimientos mundiales de activismo clandestino, como Anonymous, o simplemente con las famosas candidaturas independientes.

El PRI tiene en su haber una fecunda tradición intelectual, la más rica de todos los partidos políticos mexicanos. Ahí militaron Agustín Yáñez, Jaime Torres Bodet, Carlos Pellicer, Jaime Sabines, Martín Luis Guzmán. Hoy el PRI está divorciado del mundo cultural. Eso le cuesta al partido en ideas, pero sobre todo, en prestigio e imagen pública.

espaciolarazon3@gmail.com

Twitter:@avila_raudel