Un suburbano llamado deseo

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Mauricio Flores

Que ahora será para agosto cuando la SCT que lleva Dionisio Pérez Jácome lance licitaciones para el Tren Suburbano III pero bajo una nueva modalidad que pretende sortear los problemas de aforo que padece el Suburbano I que dirige Max Zurita y que lo llevaron a la quiebra técnica.

Básicamente se trata de que en vez de una concesión como la que tiene CAF e IAMSA de Roberto Alcántara, sería un Proyecto de Prestación de Servicios (PPS) que se concursaría como obra pública el trazo que iría de Chalco a la Paz (o alternativamente en paralelo a la autopista México-Chalco) y el servicio con un operador ferroviario por calidad y puntualidad del servicio. Suena bien, pero primero tendría que aprobarse en el congreso el presupuesto multianual para el proyecto; lo mismo tendría que convencer Eruviel Ávila al congreso mexiquense, y después evitar que el costo de la obra civil se dispare como ha sucedido comúnmente este sexenio. El Suburbano I padece la falta de aforo por la insuficiente alimentación de las rutas camioneras, pandillas lideradas por Axel García, que “piratean” los trayectos a El Metro en horas pico. Esta experiencia servirá para el Suburbano III… aunque sea para el próximo gobierno.

 Unilever responde. De manera atenta Laura Bonilla, directora de asuntos corporativos de Unilever respondió a lo escrito por esta columna y asegura que la compañía a cargo aquí de Fabio Prado cumple más elevados estándares de ética y no tiene incumplimientos comerciales, pero acepta el diferendo aquí referido con un distribuidor nacional de margarinas Iberia y Primavera. Se trata de Unifoods que ganó en segunda instancia un fallo por 200 millones de pesos en el Juzgado 31 de lo Civil en el DF y expedientes 527/2010 y 272/211. Unilever, además de respaldar a su directora jurídica Hilda Castro, asegura que quién incumplió fue Unifood. Pero ello lo definirán en definitiva los jueces con un impacto millonario.

 Napito desesperao. No en balde Napoleón Gómez Urrutia busca cobertura política: su sindicato minero ha perdido la representatividad entre los trabajadores que optan por el Sindicato Nacional Minero Metalúrgico Don Manuel Gómez Sada que lidera Carlos Pavón… mismo que acusa a Napito de ocupar parte de los 55 millones de dólares esquilmados a los trabajadores para financiar la campaña de Andrés Manuel López Obrador.

 Muerte por Charola. Nadie sabe de Francisco Luis Otamendi, dueño de Construcciones y Puentes de Chihuahua que entre 2008 y 2010 ganó diversa obra federal por 1,438 millones de pesos pero con precios castigados, para luego “borrarse”. Ni en su oficina toman las llamadas. La versión que corre es que los “pases de charola” aplicados desde la Dirección de Centros SCT en los tiempos de Julen Rementería a fin de apoyar campañas del PAN, desangraron las finanzas de la empresa.

mauricio.flores@3.80.3.65

Twitter: @mfloresarellano