Invierten 14 millones de pesos

En 8 meses concluye cambio de techo en Templo Mayor

Anoche iniciaron las labores de remoción de la estructura de la Casa de las Águilas en la zona arqueológica; sitio estará cerrado al público; también se requiere sustituir la cubierta de la Etapa II, cuyo estado es “delicado”

Estructura vencida tras la lluvia del 28 de abril pasado.
Estructura vencida tras la lluvia del 28 de abril pasado.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Adriana Góchez .

Seis meses después de que colapsó la techumbre de la Casa de las Águilas de la zona arqueológica del Templo Mayor, ayer comenzaron las labores de remoción con el fin de sustituirla por una nueva estructura que proteja los vestigios.

Se espera que en junio del 2022 concluyan las obras; hasta esa fecha el lugar permanecerá cerrado al público, informó ayer en conferencia de prensa virtual Alejandra Frausto, secretaria de Cultura.

La inversión en la remoción y sustitución del techo será de 14 millones de pesos, que provendrán del seguro contratado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) con Agroasemex.

“Ya concluyeron los trabajos de protección de los vestigios de la Casa de las Águilas, es un proceso muy delicado, se analizaron varias propuestas, al final se aceptó la que está a cargo de la empresa TGC Geotecnia, la cual resulta ser la más adecuada, en recursos, tiempo de instalación y costo de mantenimiento”, explicó.

Patricia Ledesma, directora del Museo del Templo Mayor, señaló que la adjudicación del proyecto fue directa. Presentaron propuestas la UNAM, la UAM y el despacho Ramírez Vázquez, entre otros. “No fue licitación, la legislación nos permite elegir a quien más nos convenga”, dijo.

Se han analizado de manera muy cuidadosa cuáles son los pasos que tenemos que realizar para rehabilitar esa techumbre y, por supuesto, que no existan riesgos

Alejandra Frausto
Secretaria de Cultura Federal

Por su parte, Diego Prieto, director del INAH, agregó que la elección de la compañía contratada se basó en cinco criterios: “Se cuida la funcionalidad y solidez estructural de la techumbre; la conservación de los elementos arqueológicos de la Casa de las Águilas; la adecuada integración de la cubierta a la zona arqueológica y al propio entorno del Centro Histórico; y a economía y la durabilidad que tendrá el elemento ingenieril”.

Acerca del proceso para retirar la cubierta, Ledesma explicó que se dividió en 12 partes, cada una se quitará. En esta labor esperan demorar entre tres o cuatro meses, para posteriormente poner un techo provisional y finalmente el definitivo.

“El nuevo techo se va a hacer por pedazos, se va a unir y se va a montar, por lo pronto se pondrá uno provisional”, dijo.

Precisó que el nuevo techo es parecido al anterior: “Se decidió a un sistema similar, va a ser semejante, van a ser materiales resistentes y modernos”.

Como medida preventiva se analizaron los otros tres techos que corresponden a la Etapa II y los dos Templos Rojos. Se determinó que el primero requiere de una atención más inmediata. “La cubierta de la Etapa II sí está un poco delicada, se comenzó a trabajar una serie de armazón y protección del edificio, va a quedar como un refuerzo del techo, para hacer el diseño de la nueva cubierta”, refirió Ledesma. La sustitución definitiva será en 2022.

Ardua labor

Éste es el proceso para cambiar la cubierta que se venció.

  1. Se protegieron los pisos de estuco y las banquetas policromas.
  2. Analizaron las propuestas para el retiro de la techumbre.
  3. Se colocaron tarimas de madera elevadas en la Casa de las Águilas y vigas de soporte.
  4. Se dividió en 12 partes la cubierta.
  5. Cada uno de los fragmentos se retirará.
  6. Se colocará una cubierta provisional.
  7. Se pondrá la techumbre definitiva.