Intérpretes de ópera hacemos patria cantando fuera de México: Ramón Vargas

Intérpretes de ópera hacemos patria cantando fuera de México: Ramón Vargas
Por:

Para el reconocido tenor Ramón Vargas, la presencia de los intérpretes de ópera mexicanos en el extranjero es una manera de “hacer patria” y de mostrar al mundo la calidad de artistas que ha dado nuestro país. Muestra de ello es que este 2020, su trabajo tendrá presencia en Alemania, España y Estados Unidos con obras de Gaetano Donizetti y Giuseppe Verdi.

“Si estamos cantantes de ópera mexicano triunfando en el extranjero, en un mundo tan competitivo como lo es el canto, es por algo; nadie te regala nada, son buenos ejemplos para México. Hacemos patria fuera de nuestro país, hacemos patria cantando en los escenarios del mundo”,  expresó, vía telefónica, a La Razón, el intérprete radicado en Viena.

El dato. El tenor ha interpretado más de 50 roles principales, sobretodo de repertorio belcantista y romántico; pero ha sido aclamado en óperas verdinas, como Rigoletto y Don Carlo.

Por ello considera importante que en nuestra nación se conozcan los logros que cosechan figuras como él, Javier Camarena o María Katzarava.

“Me da mucho gusto formar parte de este grupo de cantantes que estamos en el extranjero; quisiera que se hiciera más eco de lo que realizamos, sería importante que la gente tenga noticias de las cosas buenas que suceden, no nada más las negativas”, añadió Ramón Vargas, quien el año pasado fue galardonado con un premio honorífico por la revista Opera News.

"Este año vamos a celebrar 20 años de la Fundación Ramón Vargas, apoyamos a jóvenes y niños con discapacidades en las zonas más marginadas del país, estamos planeando para agosto o finales de ese mes hacer algo relacionado con este tema social, que a mi esposa, amigos y quienes forman parte del patronato nos interesa muchísimo…”

Ramón Vargas / Tenor

Pese a radicar en el extranjero, el tenor se siente siempre ligado a México y por ello le llena de gusto iniciar 2020 aquí, pues será galardonado en el Festival Alfonso Ortiz Tirado, que se celebra en Álamos, Sonora, del 17 al 25 de enero.

“Empiezo en México y eso me da mucho gusto; recibo el 18 de enero la Medalla Ortiz Tirado. Ofreceré un concierto con orquesta que va a dirigir Iván López Reynoso. Como he visto que el festival se hace al aire libre y tiene una connotación popular, voy a interpretar música de nuestro país; va a ser un concierto muy bonito; voy a vocalizar desde obras de Mozart hasta Verdi, y después de María Grever y Consuelo Velázquez, así como de otros compositores mexicanos”, detalló.

Recibir la Medalla Alfonso Ortiz Tirado le llena de orgullo, pues desde su infancia se sintió identificado con la música del intérprete de temas como “Japonesita”.

“Lo admiraba desde niño porque a mi mamá le gustaba mucho escucharlo y a mi papá también. Aparte de tener una voz hermosa, era un artista que tenía mucha clase, eso siempre lo he admirado; a veces, cuando se interpreta la música mexicana, es muy fácil caer en la ramplonería, y él siempre mantuvo una elegancia en su canto, y ello no significa que no sea emocionante”, resaltó Ramón Vargas, quien se ha presentado en los escenarios de mayor renombre, como La Scala de Milán, la Ópera de París y la MET de Nueva York.

Después de su presentación en Sonora viajará a Los Ángeles, California, donde alista la obra Robert Devereux, de Donize-tti, basado en la reina Isabel de Inglaterra.

“Esta ópera ya la hice en Viena, hace algunos años, pero no es una obra que se presente frecuentemente; es una ópera rara. Le tengo mucho cariño a este rol, considero que nuestras vidas enriquecen nuestras interpretaciones; no nada más cantamos con la voz, sino también con la experiencia, la preparación, con las cosas que hemos vivido, y creo que ahora definitivamente tengo más cosas que ofrecer (a este personaje)”, resaltó.

Después, en abril, irá a Hamburgo, Alemania, para compartir escenario con el tenor español Plácido Domingo, en la ópera Simón Bocanegra.

"Merece la pena que nuestros gobernantes sigan apoyando la ópera; a veces se cree que las formas teatrales y culturales son como un lujo para la sociedad, pero no; son una necesidad importante, nos enriquecen”

Ramón Vargas / Tenor

“Allá existe un concepto de la ópera diferente, así que va a ser muy interesante. Los vestuarios, las escenografías y lo que vamos a hacer es distinto. Por otra parte, Plácido es un maestro, un hombre de teatro; con él sólo se obtienen enseñanzas, es un artista excepcional”, destacó.

Posteriormente, en mayo realizará un concierto para la TV española, de ópera y zarzuela; y otra de las paradas importantes será en España donde presenta por primera vez en el Teatro Real de Madrid la obra Un baile de máscaras, de Verdi.

Esta última “es una de mis óperas favoritas, la he cantado muchísimo, en el Metropolitan, en Viena, París, Londres; la interpreté el año pasado en Viena y en Suiza, y ahora regreso con este rol en Madrid, donde nunca lo he hecho. Es una ópera para tenor, es un papel complicado, pues ofrece una gama de emociones muy grande; es un reto hacerlo bien, pero toda mi vida ha sido de retos”, señaló Ramón Vargas, quien este año también celebra las primeras dos décadas de la fundación que lleva su nombre y a través de la cual apoya a menores con alguna discapacidad.

Te puede interesar:

https://www.razon.com.mx/cultura/hasta-que-se-cubran-los-pagos-artistas-seguiran-en-protesta/