Debuta con éxito en La flauta mágica

Javier Camarena, un maratonista de la ópera

El tenor mexicano afirma a La Razón que considera que “lo importante no es la meta, sino disfrutar el camino” y es lo que está haciendo; confiesa que se ve fuera de los escenarios en 10 o 15 años

Javier Camarena, el lunes pasado, al dar vida a Tamino.
Javier Camarena, el lunes pasado, al dar vida a Tamino.Fotos Cortesía: David Ruano/Spinto
Por:
  • Adriana Góchez .

El tenor Javier Camarena considera que en la ópera se siente como en una maratón, disfrutando más del trayecto que de llegar a la meta y como si estuviera en los últimos 12 kilómetros, porque se ve en 10 o 15 años fuera de los escenarios, así lo dijo ayer a La Razón a unas horas de haber debutado en el papel de Tamino en La flauta mágica, en el Liceu de Barcelona, donde también trabajó por primera vez con el director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel.

“He disfrutado mucho de mi carrera, en dos años son dos décadas en la ópera, pero nunca he tenido la ambición de hacer una carrera exageradamente larga, creo que máximo estoy pensando en seguir adelante 10 o 15 años, en lo que llega ese tiempo, disfrutarlo lo más posible. Pensando más en la parte del maratón, creo que lo importante no es la meta sino disfrutar el camino, entonces en eso estoy”, confesó el intérprete.

Camarena dijo que a diferencia de tenores como Plácido Domingo, quien a sus 81 años sigue en los escenarios, él quiere retirarse antes.

“Creo que también hay cosas bellas de la vida que quiero disfrutar, han sido muchos años de sacrificios, tiempo exigido por esta carrera. A diferencia de otros cantantes, va haciéndose cada vez más necesario el tiempo que quiero pasar con la familia que el tiempo que quiero dedicarle a la carrera, hay cosas para mí más importantes en esta vida que solamente el canto”, apuntó.

Los primeros 10 años fueron dedicados al repertorio ligero, estuve haciendo óperas de Rossini, lo que ha pasado después de ese tiempo realmente lo he hecho con mucho cuidado para llegar a ese punto en que puedo permitirme explorar este nuevo repertorio

Javier Camarena, Tenor

Por lo pronto, se encuentra disfrutando de explorar nuevos roles como el de Tamino, de La flauta mágica, de Mozart, que el lunes fue bien recibido.

“Fue mucha la preparación en cuanto al idioma (alemán), retomar y reentender el estilo mozartiano, he estado haciendo mucha ópera italiana del periodo belcantista, que es mi repertorio principal, entonces retomar esto fue la parte retadora. Es un personaje mucho más discreto que otros que he hecho en los últimos años, pero que sin duda tiene muy bellas líneas musicales que cantar, es muy noble, interesante también porque pasa por diversos estados de ánimo”, destacó y agregó que de Tamino, algo que puede inspirarle mucho es su integridad, nobleza y convicción.

Acerca de cómo fue trabajar con Dudamel destacó que “es un músico extraordinario, tiene una energía muy bonita que se proyecta a través de la orquesta y que nos llega a todos como parte del equipo de trabajo y al público que está presente”.

El intérprete se presentó en el Liceu de Barcelona.
El intérprete se presentó en el Liceu de Barcelona.Fotos Cortesía: David Ruano/Spinto

Después de Tamino comenzará a estudiar dos nuevos roles, el De Grieux en Manon, de Ma-ssenet, y Alfredo en La traviata, de Verdi. El primero en el Liceu de Barcelona y el segundo en Montecarlo.

“Alfredo es un personaje que tenía muchas ganas de interpretar desde hace mucho tiempo, pero he dejado que mi voz madure, es un personaje de una ópera icónica que tengo mucho gusto y emoción de cantarlo”, detalló.

De la ópera Manon resaltó que considera que es una de las más bellas que hay en el repertorio. “Lo que me puede interesar más a mí de los personajes que puedo llegar a interpretar es la variedad de emociones por la que puedan atravesar, éste es uno de ellos, en estas próximas semanas estaré comenzando a estudiar, es un reto que veo mucho más interesante, porque es un estilo distinto”, apuntó.

También volverá a La favorita, en el Festival Donizetti de Bérgamo, Italia, entre noviembre y diciembre de este año. Para Camarena regresar a roles conocidos es un desafío que disfruta.

“Reencontrarse con roles después de tantos años siempre es un reto, porque no es lo mismo hacer el maratón de la Ciudad de México cuando tienes 20 años que a los 40, será el mismo recorrido, pero estás en otra situación. No puede fiarse uno de la memoria muscular que puede tenerse a nivel vocal, hay que reencontrarse con la partitura y ver qué nuevos retos representa para mi voz en su estado actual, eso lo hace sumamente interesante, lo mismo que encontrarse con repertorio nuevo”, dijo.