Incluye ilustraciones

"Pepito tiene una muñeca", un libro que aboga por la libertad de los juegos infantiles

Jesús Canchola Sánchez presenta la breve historia de un niño que juega con su muñeca Lola; “me interesa romper con los mandatos machistas”, dice a La Razón. 

Pepito juega con una muñeca libro
Peito es el personaje principal del libro.Cortesía Jesús Canchola Sánchez
Por:

El escritor mexicano, radicado en Chicago, Estados Unidos, Jesús Canchola Sánchez publica "Pepito tiene una muñeca" (Editorial Book Baby, 2020): breve ficción que narra la historia de Pepito, quien posee a una muñeca como objeto de sus juegos y sueños

Ilustrado por el artista plástico Armando Minjárez Monárrez a través de radiantes iconografías, los lectores infantiles son testigos de los itinerarios de este muchacho que carga con su muñequilla Lola a todas partes y despierta desconfianzas: los varones deben jugar con camionetas y fusiles.

Pepito es víctima de bullying por jugar con una muñeca.Cortesía Jesús Canchola Sánchez

Yo de niño jugaba con una muñeca, recuerdo que me la quitaban. Yo insistía, era mi amiga incondicional. Hay elementos autobiográficos en este debut que hago como escritor de literatura para niños. Los chicos tienen el derecho de jugar libremente y explorar en los espacios de su imaginación. Han dividido el mundo en ‘rosado’ y ‘azul’: cada quien, de acuerdo a su sexo, debe permanecer en su espacio”, precisó en entrevista con La Razón el también cineasta Jesús Canchola Sánchez.

Pepito lleva a Lola a la escuela y la esconde en la mochila. ¿Por qué lo hace? Él quiere que ella aprenda a leer, pero teme que sus compañeros se burlen si lo ven con Lola, por eso la mete en su mochila, le pide que no haga ruido.

Pepito esconde su muñeca en su mochila.Cortesía Jesús Canchola Sánchez

¿Sin embargo, en casa cuenta con la complicidad de la abuela? Así era mi abuela, me apoyaba. Bailábamos con Lola. Cuando me quitaban la muñeca ella me la conseguía.

¿Referencia al bullying? Pepito es tímido, sus compañeros no juegan con él, lo excluyen por la muñeca que es su única amiga. Al tenerla cerca se siente menos solo. La abuela le ha dicho que tenga cuidado en el colegio: “se pueden burlar de ti y lastimarte”.

¿La llegada de un alumno nuevo, Miguel, hace que Pepito tenga a un amigo? Así es, se hacen amigos y con Lola emprenden nuevas aventuras.

¿Homenaje a la amistad? La amistad hace que Pepito se sienta seguro. Un día, en la entrada de la escuela, se le cae la mochila y Lola aparece entre sus cuadernos: los niños lo escarnecen y le dicen que es una ‘niña’. Miquel lo defiende, pero pepito con valor y firmeza explica que Lola es su amiga. La presencia del amigo le ha dado fuerza a Pepito ante los otros, quienes a partir de ahí dejan de atacarlo.

Pepito se siente libre en su casa.Cortesía Jesús Canchola Sánchez

El beso de Pepito a su amigo en agradecimiento: ¿Puede verse como un acto de ‘homosexualidad infantil’? A esa edad, todavía los niños no definen sus preferencias sexuales. Es un acto de ternura entre amigos.

¿Defensa a la libertad infantil? Hay niños que juegan con muñecas. Hay niñas que suben árboles. Hay niños y niñas que juegan con muñecas y suben árboles. Qué bonito es ser niño y poder jugar libremente. 

Pepito tiene una muñeca
  • Autor: Jesús Canchola Sánchez
  • Ilustraciones: Armando Minjárez Nonárrez
  • Género: Cuento
  • Editorial: Book Baby, 2020
Portada del libro.Especial

AG