Ganadora del Premio Xavier Villaurrutia 2020

Siempre quise ser novelista: Malva Flores

Distinguida por libro de la amistad entre Paz y Fuentes; dice a La Razón que le alegró el alma saber que el jurado alabó “lo que siempre he querido hacer, contar historias”

21-1
La poeta, en una fotografía de archivo.Foto Cortesía: Pascual Borzelli Iglesias
Por:
  • Carlos Olivares Baró

“Este premio me ha emocionado muchísimo, no sólo por el significado del mismo, sino porque me llama la atención y me regocija que los tres miembros del jurado son grandes narradores, yo siempre quise ser novelista. Ellos han dicho que el libro se lee como una novela y eso me encantó, me alegró el alma: alabaron lo que siempre he querido hacer, contar historias”, comentó en breve entrevista telefónica desde su casa con La Razón, Malva Flores, la ganadora del Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores 2020 por Estrella de dos puntas, Octavio Paz y Carlos Fuentes: crónica de una amistad (Editorial Planeta/Ariel).  

El jurado, integrado por Angelina Muñiz-Huberman (ensayista, poeta, narradora), Enrique Serna (narrador, ensayista) e Ignacio Solares (narrador, ensayista) —los tres, recompensados en otras ediciones con el Villaurrutia— resolvió conceder por unanimidad el galardón a la poeta y ensayista nacida en la Ciudad de México con residencia actual en Xalapa, Veracruz.

“Reconocimiento al inteligente enfoque crítico de su estudio y al minucioso trabajo de investigación que realizó [...] para reconstruir la historia de la amistad entre dos grandes figuras de la literatura mexicana del siglo XX”, precisa el acta resolutiva del jurado.

Se ha distinguido a una autora de trayectoria laudable avalada por diversos premios (Nacional de Poesía Joven de México, Nacional de Poesía Aguascalientes, Ensayo Literario José Revueltas...) y una veintena de libros, algunos de ellos traducidos al inglés, portugués, holandés y japonés.

¿El libro se aleja del lenguaje académico? Siempre he sostenido que la investigación académica no tiene por qué estar escrita en un lenguaje bárbaro, lleno de citas y fórmulas. Pienso que no es esa la manera de acercar a los jóvenes a la literatura.

Yo siempre pensé en un libro que fuera un mural, donde se vieran a los protagonistas, pero también, su mundo (sus mundos) y sus imaginarios. Debo decir que en el transcurso de diez años fue cambiando continuamente

Malva Flores, Poeta y ensayista

¿Este libro fue concebido pensando en lectores jóvenes? Anhelo que los jóvenes se acerquen a mis libros: ¿qué escritor no lo desea? Sí la mirada fresca de un joven se adentra en mis textos: dividendo absoluto.

¿Estrella de dos puntas, empalme de literatura y vida? La literatura, como la vida, es lenguaje, es historia: exige una narración. Espero haber logrado que esa narrativa fluyera y que haya nuevos lectores de nuestros más importantes escritores del siglo XX: Paz y Fuentes.

¿Cuál fue la idea original de este ensayo distinguido ahora con el Premio Xavier Villaurrutia? Yo siempre pensé en un libro que fuera un mural, donde se vieran a los protagonistas, pero también, su mundo (sus mundos) y sus imaginarios. Debo decir que en el transcurso de diez años fue cambiando continuamente.

¿Desde un inicio tuvo clara la tonalidad? Al principio, no sabía cuál sería su tono, su estructura: sólo tenía imágenes en la cabeza.

La bibliohemerografía consultada es profusa, según consta en el índice... Consulta de materiales hemerográficos sobre la obra de ambos. Testimonio de primera mano, correspondencias, entrevistas, expedientes e información desclasificada. Fue tanto el material que reuní que me costó trabajo distinguir qué era lo importante.

¿No se quedó nada en el tintero? Quizás dejé fuera cosas que eran valiosas o incluí otras que sólo me interesaban a mí. Lo que sí puedo asegurar es que la escritura de este libro me proporcionó los más duros reveses de mi vida como escritora, las alegrías mayores y una emoción permanente: todo cuaja ahora con el Premio Xavier Villaurrutia.

Estrella de dos puntas. Octavio Paz y Carlos Fuentes: crónica de una amistad
​Por Malva Flores

(…) Quizá Fuentes recordaba las menciones que su amigo expresó sobre su obra en el ensayo que Lettres Nouvelles había publicado varios años atrás, en 1961, cuando la revista francesa dedicó un número a la joven literatura hispanoamericana. En su artículo, Paz afirma que el desarraigo propio de nuestra literatura no era accidental sino una consecuencia de nuestra historia concebida como una idea europea. Sin embargo, al asumir el desarraigo, los hispanoamericanos lo superábamos. Entre los ejemplos más notables de esta condición estaban las novelas de Cortázar y de Fuentes: eran parte de una “literatura de fundación”, nombre del artículo en el que Paz reiteraba su idea de que la literatura era “más amplia que las fronteras” y los nacionalismos.

Esa certeza, expresada por Paz en 1961, llevaría a Fuentes, en 1966, a reflexionar sobre el desarraigo como una de las cualidades del escritor latinoamericano, condición que en el caso de Cortázar y Paz implicaba un arraigo espiritual y creador. Paz y Cortázar —le dijo Fuentes en entrevista a Rodríguez Monegal, en ese primer número de Mundo Nuevo que tantos conflictos le acarrearía— eran los dos escritores latinoamericanos más importantes de ese momento (…)

Fragmento del libro premiado

Malva Flores
Poeta y ensayista 
  • Nació: 1961, Ciudad de México
  • Otras obras: Galápagos, Aparece un instante, Casa nómada y Ladera de las cosas vivas, por mencionar algunas
Estrella de dos puntas. Octavio Paz y Carlos
Estrella de dos puntas. Octavio Paz y Carlos Fuentes: crónica de una amistad
  • Autora: Malva Flores
  • Género: Ensayo
  • Editorial: Planeta/ Ariel, 2020