Tras 20 años de existencia

¿Por qué la UNAM cierra definitivamente el Muca-Roma?

El Muca-Roma, ubicado en Tonalá 51, en la colonia Roma, sólo ofrecerá actividades virtuales, informa la Dirección General de Artes Visuales (DiGAV) de la UNAM

museosgratuitosmucaroma-1024x768
El Muca-Roma cierra de manera definitiva, tras más de 20 años de existencia.Especial
Por:
  • Carlos Olivares Baró .

Tras más de 20 años de existencia el Museo Universitario de Ciencias y Arte, Roma (Muca-Roma) de la UNAM, ubicado en Tonalá 51, colonia Roma, Ciudad de México, cierra sus puertas de manera definitiva, informó este jueves la Dirección General de Artes Visuales (DiGAV) de la máxima casa de estudios. 

¿Por qué la UNAM cierra el Muca-Roma?

La Dirección General de Artes Visuales detalló en un comunicado que la decisión de cerrar el Muca-Roma responde a descentralizar la oferta cultural de la UNAM.

“Esta decisión ha sido tomada con miras a que, a mediano plazo, la UNAM pueda relocalizar sus actividades de exhibición de arte contemporáneo y de programación pública en otras geografías, las cuales abonarán en su propósito de democratizar y descentralizar la oferta cultural de la institución”, precisó un boletín emitido por la DiGAV.

Debido al papel relevante de la programación en línea en el faena cultural de la UNAM, lo cual ha dado la posibilidad de diversificar el volumen de proyectos y el acceso de un público diverso, con alcances más dinámicos: “a partir de esta experiencia y en la búsqueda de consolidar un espacio de diálogo e intercambio, las operaciones del Muca-Roma serán completamente digitales, mediante la iniciativa #MucaRomaEnRed, hasta septiembre del presente año”, se explicó en el documento.

Por otra parte, se especifica que “El Muca-Roma ha sido, por más de 20 años de presencia, una plaza para las prácticas emergentes y experimentales del arte. La contribución de dicho recinto alcanzó pleno desarrollo; sin embargo su propósito original, que fue ampliar la oferta cultural de artes visuales fuera del campus de Ciudad Universitaria, fue rebasado en la medida en que en el polígono de su presente ubicación se concentra la mayor oferta cultural local”.

Por tales motivos, abunda el pliego de la DiGAV: “el contexto actual de los museos universitarios y de la escena artística del país demanda avanzar sobre un proyecto más amplio de descentralización de las actividades culturales vinculadas con las artes visuales”.

UNAM busca nuevo espacio de difusión del arte contemporáneo

Se da a conocer que desde la DiGAV, se hará una convocatoria en el segundo semestre de este año, de un programa de trabajo: Arte UNAM, que se vinculará con numerosas iniciativas culturales encauzadas al perfeccionamiento y unificación en otros espacios de la Ciudad de México y sedes foráneas de la Universidad. “Con este nuevo proyecto y a partir del éxito y la experiencia acumulada desde el Muca-Roma, se busca continuar con su función irradiadora e impulsora del arte contemporáneo”, expone el comunicado.

El oficio manifiesta que el surgimiento de Arte UNAM se da, no sólo por la necesidad de descentralización, sino por el empeño de concebir al arte como un motor de desarrollo cultural. Este programa se abocará en propiciar una oferta artística de avanzada en materia de artes visuales al conjunto de los campus que forman parte de la Universidad, en la prioridad de la formación de públicos estudiantiles.

Dicho proyecto comprende el desarrollo de propuestas de exhibiciones itinerantes, realizadas en colaboración con el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) y el Museo Experimental El Eco, e incluye programación pública de talleres, conversaciones, encuentros e intervención artística, así como programación de naturaleza digital.

La DIGAV reconoce como el Muca-Roma ha contribuido significativamente al desarrollo de la oferta cultural contemporánea en México. Fundado en 1999, el espacio estaba inspirado a su vez en la brillante trayectoria de la Galería Aristos que, en los años sesenta, Helen Escobedo constituyó para estimular el consumo de arte moderno mexicano, época en que la Zona Rosa era la médula de una dinámica propuesta cultural.

“El Muca-Roma emergió a finales del siglo XX como un gesto que marcó el compromiso de la UNAM por impulsar la experimentación y diversidad del arte contemporáneo, en un momento donde éste carecía de la suficiente infraestructura para despegar en la ciudad, y cuando el corredor Roma-Condesa era el punto neurálgico de la nueva comunidad cultural” apunta el boletín de la GiGAV.

Se destaca como el Muca-Roma viró hacia exploraciones asociadas con las prácticas del arte y diseño social, en un afán de ofrecer una alternativa a la oferta cultural de la Universidad, así como de abrir un campo temático para el pensamiento y la crítica contemporáneos en la ciudad.

AG