Obtuvo tercer lugar en Juegos Paralímpicos

Nely entrenó sólo 4 meses para Tokio por cirugía y trajo bronce

La nadadora paralímpica explica a La Razón que tras operación de las cervicales estuvo en coma; su medalla la dedica a la vida; AMLO entrega estímulos a atletas olímpicos

38
La nadadora en Tokio cuando recibió su presea.Foto: Especial
Por:
  • Diego A. Hernández .

Nely Miranda, cuatro veces medallista paralímpica en natación, sabe lo que es sobreponerse ante las adversidades y cumplir sus objetivos, aunque la meta luzca lejana.

En entrevista con La Razón, Miranda Herrera habló de lo complicado que fue para ella llegar a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 y la importancia que tuvo el conseguir la medalla de bronce, pues recuerda que en 2019 fue operada de las cervicales y estuvo en coma por una semana, asegurando que el metal que obtuvo en tierras niponas no lo ve de bronce, sino lo considera como una presea de vida.

“Me operaron de mis cervicales y mientras estaba en recuperación empecé a convulsionarme y tuvieron que inducirme al coma para poder calmar todas las corrientes electricas que había en mi cerebro. Estuvo siete días en estado de coma y eso atrasó mi integración al deporte; empecé otro proceso en el que tenían que darme de comer, vestirme, bañarme e ir controlando las convulsiones”, destacó, resaltando que solamente tuvo cuatro meses para prepararse e ir a la justa veraniega.

“En todo 2020 no me dieron convulsiones y a partir de ahí recibí el alta para poder regresar y hacer deporte. Tenía que cumplir un proceso de selección para dar la marca mínima, una reclasificación y de ahí colocarme entre las nueve mejores nadadoras del país; logramos calificar en Texas y de ahí en Berlín, fue un proceso muy corto, cuatro meses de preparacion. La medalla que hoy tengo no era pensada por mi entrenador ni por Conade ni Copame y mucho menos por mí, yo digo que esta medalla no tiene ningún color es una medalla de vida”, relató la originaria de Puebla.

Me operaron de las cervicales y mientras estaba en recuperación empecé a convulsionarme y tuvieron que inducirme al coma. Esta medalla no tiene ningún color, es una medalla de vida

Nely Miranda, nadadora

Hasta el momento, Miranda suma un total de cuatro metales paralímpicos, dos en Beijing 2008, uno más en Río de Janeiro y el otro en Tokio 2020; no pudo acudir a Londres 2012 por cuestiones de trabajo.

“No me gusta prometer medallas, pero sí dar un buen resultado y poner en alto el nombre de México; los lugares y las finales te las ganas entrenando y ya en las competencias vas a recoger, si es posible, las medallas”, añadió.

La deportista de 49 años de edad reconoció que quiere llegar a los Juegos Paralímpicos de París 2024 y se prepara al máximo, reconociendo que todos los atletas necesitan apoyo y no solamente los de experiencia, sino también los que apenas inician para que se sientan respaldados y vean que pueden cumplir sus objetivos.

“Nunca van a ser suficientes los apoyos, siempre se va a requerir más. Así como la tecnología va avanzando los implementos en el deporte también. En lo más simple, un traje de baño tiene tecnología. Antes te ponías un traje y nadabas y absorbía muchísima agua, hoy hay trajes de baño que están demasiado sofisticados y hay algunos hasta para mejorar los tiempos”.

Gráfico

Al ser cuestionada de qué tan justificadas están las críticas en contra de sus compatriotas que participaron en los Olímpicos, reconoció que “no creo que se fueran de paseo como se dice. El simple hecho de aceptar ser deportista de alto rendimiento ya es una fortaleza; hay veces que necesitas entrenar en la madrugada, dos o tres sesiones. Las debilidades que veo en algún deportista también las veo en la vida diaria, yo creo que el rival más fuerte a vencer siempre es uno mismo; enfócate a ver tu trabajo, lo que tú quieres alcanzar, en lo que haz trabajado para llegar a donde estás y cuando quitemos ese estigma de ver lo que hacen los demás podremos crecer mucho más rápido y con mucha más contundencia”.