Deporte mundial

Director de Tokio 2020 descarta que vacuna sea un requisito para el evento

Toshiro Muto, director general de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio, negó la obligatoriedad de la vacuna contra el COVID-19

Tokio 2020
La llama de los Juegos Olímpicos en el Museo Olímpico de Tokio, el pasado 31 de agosto.Foto: AP

La vacuna contra el coronavirus no será requisito para la realización de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos postergados para el próximo año, indicó este viernes el director general de las justas a celebrarse en Tokio, Japón.

Toshiro Muto declaró después de una reunión del grupo especial con funcionarios del gobierno, expertos sanitarios y autoridades del Comité Olímpico de Japón. Se trata de la primera de varias reuniones de alto final respecto a la pandemia de COVID-19 al tiempo que Tokio trata de determinar si es posible realizar ambas competencias.

“No es un prerrequisito”, destacó Muto sobre la vacuna. “El Comité Olímpico Internacional y la Organización Mundial de la Salud de antemano discutieron este asunto. No es una condición para la realización de los Juegos de Tokio 2020. Una vacuna no es un requisito. Por supuesto, si la vacuna ha sido desarrollada es algo que realmente agradecemos y para Tokio 2020 esto sería grandioso, pero si me preguntan si es una condición no lo es”, agregó. 

Las reuniones del grupo especial a lo largo de los próximos meses atenderán asuntos como el ingreso de los deportistas a Japón, las pruebas de COVID-19, medidas para mantener seguras las sedes, medidas contra el virus en la Villa Olímpica, cuestiones migratorias y el estatus de los aficionados.

Un comunicado que detalla los temas a abordar en las cinco reuniones agregó que “un resumen provisional está planeado para aproximadamente finales de 2020”.

En cuanto a los espectadores, no tenemos ningunas condiciones aún, pero quisiéramos evitar la ausencia de aficionados”, subrayó Muto. 

Japón enfrenta un desafío mayor, ante el escepticismo del público sobre la realización de los Juegos Olímpicos. El gobierno japonés de antemano ha invertido miles de millones de dólares y es muy probable que el aplazamiento cueste miles de millones más.

Una encuesta realizada el mes pasado a cerca de 13mil compañías japonesas mostró que 53.6 por ciento desea la cancelación de los Juegos o que sean pospuestos de nuevo. El COI ha indicado que si los Juegos de Tokio no pueden efectuarse en 2021 serán cancelados.

Un sondeo en julio reveló que dos terceras partes de los encuestados también está a favor de otro aplazamiento o la cancelación.

Japón ha reportado aproximadamente 1,300 muertes por COVID-19, pero los nuevos casos en Tokio han disminuido en las últimas semanas. El reto será recibir a deportistas que representan a 206 países y territorios donde las condiciones por el coronavirus son enormemente diferentes.

EVG