• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Don Nacho Trelles: genio y figura
El timonel en un entrenamiento de Cruz Azul en 1978. Ilustración: Ismael F. Mira, La Razón

El futbol mexicano está de luto. Ignacio Trelles Campos, una de las más grandes leyendas del balompié nacional, falleció a los 103 años de edad, luego de sufrir un infarto.

Don Nacho fue genio y figura en todo momento; un hombre de carácter fuerte, que escuchaba a sus jugadores y siempre un personaje, dentro y fuera de las canchas, pues sus singulares respuestas, anécdotas y la manera en la que sus equipos jugaban se volvieron inspiración para los amantes a este deporte.

Te puede interesar: Nico Castillo recibe alta médica y continuará su recuperación en casa

La historia del legendario estratega en el balompié se escribe con letras de oro.

Nació el 31 de julio de 1916 en Guadalajara, y comenzó su carrera como jugador en el Necaxa, en 1934, y en el que ganó tres títulos de Liga y una Copa México.

También defendió las camisetas del América, Monterrey, y hasta militó en Estados Unidos, con Vikings de Chicago; pero regresó a México con el Atlante y ahí finalizó su carrera, tras sufrir una fractura de tibia y peroné.

Es uno de los técnicos más ganadores en México, con siete títulos de Liga, hasta el año pasado, que lo empató Ricardo Ferretti, en total sumó 15 trofeos y es el único DT bicampeón con tres equipos distintos.

Con el Tri estuvo en tres Mundiales: Suecia 1958, como auxiliar, y Chile 1962 e Inglaterra 1966 ya como DT. En el banquillo hizo historia tras lograr la primera victoria en una Copa del Mundo; en tierras andinas y derrotó 3-1 a Checoslovaquia.

Ignacio Trelles en todo momento intentó revolucionar el futbol y fue el entrenador con el primer cuerpo técnico en la historia del balompié mexicano y el primero en realizar concentraciones.

Inventó la línea de cinco, pues tras caer 8-0 en 1961, la peor derrota del Tri en su historia, ante Inglaterra, en un amistoso, el estratega no quiso volver a sufrir un descalabro así y decidió poner tres defensas centrales y dos carrileros; el resultado fue a favor de los ingleses por 2-0; en dicha ocasión se enfrentaron en el Mundial de 1966. Al Tri lo dirigió en 106 partidos.

Su etapa como técnico inició con el Zacatepec, al que logró ascender a la Primera División en su temporada de debut. Tres años después obtuvo su primer cetro, con el extinto Club Marte.

Con Cañeros, en su segunda etapa, logró dos títulos de Liga (1954-1955 y 1957-1958), un par de trofeos de Campeón de Campeones y dos de Copa México.

Llegó al América, de la Temporada 1961 a la 1964. Con Toluca brilló al ganar dos títulos de Liga, dos de Campeón de Campeones (1967 y 1968); y la Concacaf Liga de Campeones en 1968.

En los años 70 arribó al equipo de sus amores, el Cruz Azul, en el cual salió bicampeón en las campañas 1978-1979 y 1979-1980. El último título que levantó fue con el Atlante, en Concacaf; en 1983 posteriormente pasó a la U. de G. y luego al Puebla, para terminar su carrera.

Tanta fue la importancia de Don Nacho en el futbol mexicano, que inspiró a Roberto Gómez Bolaños Chespirito para crear a uno de sus personajes.

Después de una discusión con el silbante Arturo Yamasaki, en la cual fue expulsado, Don Nacho no se quiso ir, por lo que el central se le acercó y le dijo “o se va usted o me voy yo”, a lo que respondió: “pues usted dirá, yo aquí estoy muy cómodo”. Tras dicho suceso, el escritor mexicano decidió que uno de sus personajes en la película “El Chanfle” se llamara “Moncho Reyes” y lo protagonizado el actor Ramón Valdés.

Tras darse a conocer su muerte, La Máquina, FIFA, FMF, Conade y COI junto a otros equipos mandaron condolencias a sus familiares.

  • El dato: En una concentración del Tri, se vistió de mesero para sacar a Carbajal y Cárdenas de un bar en donde se encontraban con mujeres. “¿Qué van a querer los señores?”, les preguntó.

Compartir