Evoca a Michael Jackson

Usher divide opiniones en su show de medio tiempo

El cantante recorre su trayectoria con invitados especiales como Alicia Keys y Lil Jon; recuerda a los espectáculos de Las Vegas y para cerrar canta su éxito mundial “Yeah!”

El intérprete bailó con patines al final del show.
El intérprete bailó con patines al final del show.Foto: AP
Por:
  • Adriana Góchez

A pesar de que Usher sorprendió en su multifacético show de medio tiempo del Super Bowl, al evocar los espectáculos de Las Vegas, honrar a Michael Jackson e invitar a artistas como Alicia Keys y Lil Jon, en redes sociales su espectáculo dividió opiniones, entre quienes lo aplaudieron y los que consideraron que no estuvo a la altura.

“Usher cantando las rolas más lentas de toda su carrera”, “que no conectaras con el show de Usher es normal, naciste en el 2001, a mí sí me gustó”, “no me impresionó Usher y su energía”, “demostró que sí se puede cantar en vivo en el Super Bowl” y “tiene más ambiente Taylor Swift en las gradas que Usher” fueron parte de los comentarios.

La presentación comenzó de manera impactante con bailarines debajo del escenario, algunos portando plumas y recordando a los espectáculos de “La Ciudad del Pecado”. Usher apareció sentado en un trono con un sofisticado atuendo blanco cantando “Caught Up”, la cual hizo estallar al público en el Allegiant Stadium, de Las Vegas, Nevada, donde disputaron el trofeo los Kansas City Chiefs y los San Francisco 49ers.

Al inicio hubo algunos bailarines con el icónico atuendo blanco y negro de Michael Jackson.

El cantante se quitó la camisa.
El cantante se quitó la camisa.Foto: AP

Posteriormente sonaron “U Don’t Have to Call”, “Superstars” y “Love in This Club”, pero sin duda uno de los momentos emblemáticos fue cuando apareció en un piano con un diseño contemporáneo, Alicia Keys, quien vistió un body rojo y una cola larga del mismo color que después se quitó. Interpretaron juntos “If Ain’t Got You” y “My Boo”. Usher ya se había quitado la chaqueta por lo dejó ver otro guiño a Michael Jackson, al portar solamente un guante blanco.

Al terminar la última canción se acercó a Keys y la abrazó para sellar de manera emotiva. Después interpretó “OMG” junto a Will.I.AM, de The Black Eyed Peas, en un escenario circular en el que aparecía la imagen de un reloj y la cual en una parte del espectáculo se convirtió en fuego, así como las pantallas que rodeaban todo el estadio.

Mientras cantaba “Confesionss Part II”, quiso sorprender a sus seguidoras para dejar una estampa sexy: se quitó la camiseta y comenzó a bailar al lado de los músicos que lo acompañaron.

Cantó “My Boo” con Alicia Keys.
Cantó “My Boo” con Alicia Keys.Foto: AP

Otra invitada fue HER, quien salió al campo a interpretar un sólo de guitarra, mientras Usher se cambiaba de look.

Para la recta final de su show de 13 minutos, dos grupos mujeres y hombres bailarines salieron al escenario en patines antes de la entrada triunfal de Usher, quien ejecutó algunas coreografías patinando con un atuendo en negro y azul rey, que emulaba a los uniformes de los jugadores de futbol americano.

Logró encender los ánimos al cantar “Turn Down for What” con Lil Jon, con quien después junto a Ludacris, hicieron estallar el lugar al sonar su máximo éxito “Yeah!”. Con esa energía la estrella del rap, el R&B y el pop se retiró del escenario.