Evodio Escalante

El sino del escorpión

Es un autor complejo en cuyas páginas  nada es ornamento sino reto a la inteligencia
Es un autor complejo en cuyas páginas nada es ornamento sino reto a la inteligenciaFoto: commons.wikimedia.org
Por:
  • Alejandro de la Garza

Al fondo de su grieta en el muro, el alacrán deshebra el libro homenaje Entre literatura y filosofía: Evodio Escalante (UNAM, 2020), catorce textos que analizan la fundamental obra del crítico literario duranguense nacido en 1946, quien es, en sí mismo, un sistema de pensamiento crítico (Brenda Ríos). El venenoso disfruta aún más la lectura del volumen al haberlo obtenido en PDF a través del Repositorio

Athenea Digital de la Facultad de Filosofía y Letras, en tiempos en que este formato de documento portable es satanizado como producto de la delincuencia organizada por los grandes corporativos editoriales planetarios.

El libro sobre Escalante es una indagación sobre su obra en tres apartados: “Poesía y poeta”, donde se revisitan sus estudios críticos reivindicativos de los Estridentistas (Marco Antonio Campos), además de su análisis del poema “Canto a un dios mineral”, de Jorge Cuesta (Mauricio González S.). La sección “Ante y frente a la crítica” ahonda en la relación construida por Escalante con las obras de Alfonso Reyes (Sergio Ugalde), José Gorostiza (Freja I. Cervantes) y José Revueltas (Rodrigo García), y a la vez documenta su labor de crítico incómodo ante el estatus literario.

Finalmente, es revelador y de importancia el tercer apartado, “Filosofías”, para comprender la amplitud de los alcances de la crítica literaria de Escalante, siempre tendiente al análisis de las estructuras y las leyes que hacen posible la construcción de la obra, y donde se plantea “un repaso hermenéutico —de destrucción-reconstrucción— de los textos luego de liberarlos de los prejuicios que la tradición ha precipitado en ellos y de abrirles otro sentido” (Alberto Constante).

El volumen es una aproximación a un autor complejo y refinado en cuyas páginas nada es ornamento ni retórica, sino reto a la inteligencia, construcción de ideas, pensamiento y desarrollo crítico, abunda el arácnido. Entre sus muchas aportaciones, es imprescindible para nuestra literatura su continuada lectura de la obra de José Revueltas, la revaloración de sus originalidades y la documentación tanto de su ajenidad a la “máquina literaria” como de su producción mecánica de metáforas, lugares comunes y clichés estilísticos.

Escalante no escribe estampitas ni diccionarios de escritores, tampoco historias de la literatura mexicana de compromiso y a modo para ciertos grupos literarios. En medio de los escombros de la cultura como privilegio de la élite, los intentos de levantar del coma a la cultura oficialista y el semiabandono de los reductos académicos, leerlo es someterse a una maquinaria crítica transformadora y siempre revitalizante, insiste el escorpión.