Demaciado tarde

Allison Mack, de "Smallville", pide perdón por pertenecer a la secta sexual NXIVM

Allison Mack aseguró en una carta que formar parte de la secta sexual NXIVM fue "el mayor error y el mayor arrepentimiento de mi vida”; su sentencia se dictará el 30 de junio

800
Allison Mack, de "Smallville", pide perdón por pertenecer a la secta sexual NXIVMAP
Por:
  • La Razón Online

La actriz Allison Mack, conocida por su papel de Chloe Sullivan en “Smallville”, se disculpó por pertenecer a la secta sexual NXIVM, días antes de que se dicte su sentencia por manipular y reclutar a mujeres para que se convirtieran en esclavas del líder del grupo, Keith Raniere.

Hace tan solo una semana, fiscales recomendaron al juez que lleva su caso bajar la sentencia de la exactriz, pues “ha brindado asistencia sustancial al gobierno en la investigación y el enjuiciamiento de otros”.

Allison Mack escribió una carta que fue entregada a la corte y que está dirigida a “aquellos que han sido perjudicados por mis acciones”.

Esto dice la carta de disculpa de Allison Mack:

"Lo siento por aquellos de ustedes que traje a NXIVM. Lamento haberlos expuesto alguna vez a los esquemas nefastos y emocionalmente abusivos de un hombre retorcido. Lamento haberlos animado a usar sus recursos para participar en algo que fue en última instancia, tan feo", señaló.

Por si fuera poco, la exactriz también aseguró que formar parte de NXIVM fue el “mayor error y mayor arrepentimiento de mu vida”:

“Desde el fondo de mi corazón, que lo siento mucho. Me entregué a las enseñanzas de Keith Rainire con todo lo que tenía. Creía, de todo corazón, que su mentoría me estaba llevando a una versión mejor y más ilustrada de mí misma. Le dediqué mi lealtad, mis recursos y, en última instancia, mi vida. Este fue el mayor error y el mayor arrepentimiento de mi vida”, expresó.

Asimismo, Allison reconoció que amigos y familiares suyos “lucharon duro para mostrarme la verdad sobre NXIVM y Keith, pero no los escuché”.

“Te empujé y me silencié hacia ti cuando estabas tratando de salvar mi vida. Lamento haber sido tan terca. Lamento haber sido ciega a su cuidado y sorda a sus súplicas. Desearía con todo en mí haber elegido de otra manera, pero no puedo cambiar el pasado”, agregó.

Finalmente, aseguró que está pasando su vida trabajando para reparar “los corazones que rompí y continuar transformándome en una mujer más amorosa y compasiva”.

La sentencia de Allison Mack será dictada el 30 de junio.