• Tamaño de fuente: A  A  A  A  

El Festival Corona Capital cumplió su primera década de vida con récord de asistencia, al convocar a 190 mil personas —95 mil por día— en la curva cuatro del Autódromo Hermanos Rodríguez. Para el cierre de esta edición apostó por la juventud y la experiencia, con la presencia de Billie Eilish y la banda neoyorkina Interpol.

A las 22:40 horas, Interpol subió al escenario Corona. Con un excelente español, pues vivió en México un tiempo, Paul Banks dio las buenas noches y agradeció la presencia del público.

Con el escenario repleto, la banda arrancó su show con “C’mere”, para luego seguir con “If Love You Really Love Nothing” y “The Henrich Maneuver”, mientras el público cantaba al unísono las piezas.

Te puede interesar: ¿No fuiste al Corona Capital 2019? Aquí puedes ver las presentaciones

Daniel Kessler y Sam Fogarino se veían con un semblante de felicidad, mientras Paul Banks vocalizaba “NYC”. Instantes después, sonaron los primeros golpes en la batería de “PDA”El cantante dijo al público “saben que México es nuestra segunda casa“, a lo que todos respondieron con gritos y el show continuó.

Uno de los momentos más frenéticos, se vivió cuando sonaron los primeros acordes de “Slow Hands”, la cual detonó el ánimo de los espectadores. Después sonó “Obstacle 1”, el primer éxito en su carrera, y el público entonó con mucha fuerza “She can read, she can read, she can read, Oh, she’s bad”.

La agrupación también incluyó en su setlist: “Evil”, “Rest My Chemistry”, “The New”, “Untitled”, “Narc”, “Not Even Jail” y “Stella Was a Diver And She Was Always Down”.

Antes de Interpol, pero en el escenario Corona Light, Billie Eilish debutó en el Corona Capital. Al subir a la tarima, no tardó ni un minuto en hipnotizar las miradas de los presentes. Y es que a sus 17 años la cantante mostró una actitud imponente, como si tuviera más tiempo dando conciertos. 

Con apenas dos materiales discográficos, uno de corta duración y otro de larga, la estadounidense provocó que el público brincara, bailara y gritara a todo pulmón tras sonar los primeros ritmos y notas de su éxito “Bad Guy”

Vestía una sudadera color naranja con figuras y unos shorts del mismo tono, además de unas botas color negro. Su cabello estaba teñido de color verde y negro. 

Durante poco más de una hora la cantante, quien ha sido aclamada por músicos consagrados como Thom Yorke de Radiohead, ofreció un espectáculo repleto de visuales y luces que acompañaron a canciones como “When The Party Is Over”, “Bury Friend” y “Ocen Eyes”. 

Corona Capital celebra 10 años y rompe récord: acuden 190 mil

La segunda jornada del festival arrancó con las presentaciones de Snail Mail y Car Seat Hardest, que imprimieron energía en sus respectivas presentaciones.

  • El Dato: Ésta es la segunda ocasión que The Strokes, Interpol, Franz Ferdinand, Travis, Weezer y Miami Horror, entre otros, se presentan.

Más tarde, en el escenario Corona Light, hizo acto de aparición Broken Social Scene, una de las grandes propuestas canadienses de los últimos 20 años. 

Cada uno de los integrantes portaba en su muñeca un pañuelo de color verde, con la palabra México. Su setlist estuvo compuesto por canciones que abarcan su trayectoria, entre las que destacaron: “7/4 Shoreline” y “Sweetest Kill”.

Después, Julian Casablancas, vocalista de The Strokes, presentó su proyecto alterno The Voidz. El público perdonó que el sábado terminara antes de lo programado su presentación y lo recibió con muchos aplausos. 

El cantante comenzó su show con “Pyramid Of Bones” y se hizo querer, bajando del escenario y acercándose al público, quien lo abrazó y lo apapachó. Sus fans sacaron su celular para tomarle fotos, y varias selfies. “I love you” pronunció e instantes después comenzó la siguiente pieza, “Black Hole”.

Inmediatamente después, The Raconteurs, liderado por Jack White, logró que propios y extraños comenzaran a agitar su cabeza. El show estuvo hecho para los amantes de los riffs de guitarra. Con gran ímpetu, la agrupación ejecutó cada canción de su setlist. Con tremenda ejecución de Jack White y sus solos de guitarra fue imposible no rockear duro.

Ya con la noche encima, Bloc Party trajo al escenario Corona una presentación especial. Como se había anunciado, ejecutó de principio a fin su disco debut Silent Alarm. Kele Okereke y compañía no dejaron pasar ni un minuto. Sin perder tiempo, crearon grandes atmósferas e interpretaron una tras otra las canciones, destacando la ejecución de “Like Eating Glass”, “Helicopter” y “Banquet”.

Te puede interesar: ¿No fuiste al Corona Capital 2019? Aquí puedes ver las presentaciones

The Strokes ofrece explosivo show

Desde las 22:00 horas del sábado, un nutrido público, entre niños, jóvenes y adultos se congregaron en las inmediaciones del escenario principal del festival Corona Capital, para admirar el esperado regreso a México de The Strokes, tras ocho años de ausencia.

 Poco después de las 22:20 horas el escenario se iluminó y el show inició con “Heart in a Cage”, un niño de aproximadamente ocho años la cantaba a todo pulmón; mientras que delante de él, una mujer de 40 años bailaba. Ésta era la prueba de que The Strokes se ha hecho de un público de diversas generaciones.

Su presentación fue un repaso por sus más de 20 años de trayectoria con temas como “New York City Cops” y “Under Control”; y claro, las aclamadas “Reptilia” y “Last Nite”.

Quince minutos antes de la media noche todavía la energía se sentía en el ambiente, pero el show terminó.

Con información de Adriana Góchez